Con una mirada puesta en la sustentabilidad y el ahorro de largo plazo para los pequeños productores, Indap Ñuble dio un fuerte impulso al uso de energías renovables no convencionales para utilizar el sol como principal fuente de energía en los sistemas de riego durante el año 2021.

De esta forma, productores como Rosa Pérez, del sector Queime en Quillón, han podido además realizar el recambio de varietales de los tradicionales huertos de corazón de paloma a variedades de exportación, con mejor retorno, ya que el sistema de paneles fotovoltaicos, le permiten operar el agua de un pozo profundo sin el costo adicional en combustible, y así realizar un riego tecnificado en su predio de 6 hectáreas.

“INDAP está haciendo inversiones en riego asociadas a la generación de energía fotovoltaica con el uso de paneles solares y de esta forma apoyar a los pequeños productores, que pueden aumentar su productividad al acceder al agua y asegurar su disponibilidad para riego sin incurrir en costos mayores, ya que no requieren ni electricidad ni combustibles para extraer el agua, lo que es especialmente relevante en zonas apartadas y el secano, logrando así una mejor rentabilidad final además de poder acceder a energía de bajo costo para uso doméstico” indicó la directora de INDAP Ñuble, Tatiana Merino Coria.

La autoridad destacó que de los nuevos proyectos de riego, una parte importante, se asoció a paneles solares, tanto por el ahorro que representa para los productores como por la sustentabilidad de la agricultura familiar campesina.

Un punto adicional, es que el ahorro que involucra para estas familias poder regar sin un costo adicional, les ha permitido incursionar en el recambio de varietales de mejor comercialización, con lo que se ha ido avanzando en rentabilidad para los pequeños productores, agregó la directora, indicando que los agricultores interesados en acceder a sistemas de riego tanto intraprediales como asociativos deben acercarse a su agencia de área INDAP para solicitar información y presentar sus necesidades.

Durante el año 2021, se ejecutaron más de 90 proyectos de riego intrapredial, de los que el 40%, tuvieron la instalación de un sistema fotovoltaico asociado al riego por goteo, principalmente en el secano interior.

De esta forma, hortalizas, frutales y otros cultivos pueden recibir el agua necesaria de acuerdo a las necesidades del cultivo, gracias a la automatización del sistema de riego, lo que genera un ahorro de agua, imprescindible ante las nuevas condiciones que impone el cambio climático, pero también un ahorro de horas hombre.

Agapito Beltrán pudo instalar paneles solares con un proyecto INDAP, con los que pudo mejorar el sistema de riego de un huerto de tomates en Coyanco, al igual que el productor Iván Aguilera, de Quillón, quien menciona que antes de tener riego, la fruta -cereza- tenía menor calibre, sin esperanzas de exportar, “pero instalar los paneles solares con apoyo INDAP me ahorra harto trabajo, sólo prendo el interruptor y tengo poco gasto, no tengo que gastar en corriente. Ahora estoy instalando líneas de riego y quiero poner otro panel solar, para no tener que depender de un generador ni estar comprando bencina todos los días”.