Comparte

Pese al avance de la sequía, desde el sector coinciden en que la caída de la uva este año ha mejorado en comparación con la cosecha de la temporada anterior.

Una nueva vendimia están iniciando las viñas nacionales, que, pese a la sequía, promete un buen desempeño gracias a las buenas condiciones climáticas de los últimos meses.

"la vendimia de este año será más larga debido al atraso y a la mayor producción. A la fecha estamos con estimaciones de cosecha superiores casi en 10% respecto del año pasado, esto debido a una temporada de primavera sin heladas y con clima favorable a una buena floración", dijo el enólogo de los vinos Toro de Piedra de Viña Requingua, Benoit Fitte.

El enólogo explicó que para este año el factor disponibilidad de agua será importante en la calidad para lograr una madurez óptima. "Respecto ala sequía, más que variedades, son sectores. Hoy los viñedos que menos agua disponible tienen son los de las zonas costeras, es ahí donde deberíamos tener los mayores daños. Hasta ahora el único viñedo con síntomas de estrés está en la zona de Cauquenes", señaló.

El gerente agrícola de Viñedos Veramonte, José Aguirre, afirmó que hay buenas expectativas en la firma este año para la vendimia, pero que en las variedades más tempranas han observado una disminución en la cantidad de uva cosechada con respecto al presupuesto de cosecha. "Esto se ha visto incrementado en zonas de mayor déficit hídrico dada la poca pluviometría que tuvimos durante esta época invernal", señaló.

En teminos generales fue una primavera muy benigna lo que produjo un mayor número de racimos y una mejor cuaja que la temporada anterior, pero producto de la falta de agua en los momentos críticos del crecimiento de la planta nos encontramos hoy con un peso de racimo inferior a lo que podría ser un año normal", agregó Aguirre.

El gerente agrícola de Viñedos Emiliana, Andrés Aparicio, dijo que esta temporada ha sido más óptima desde el punto de vista climático, lo que ha permitido una mejor maduración de las uvas y anticipa una buena calidad en la vendimia. "Creo que será una vendimia en que las distintas cepas debiesen expresarse bien, por lo tanto esperamos buena calidad de los vinos orgánicos", declaró.

Aparicio agregó que para la compañía los desafíos de este año estarán en lograr cosecha y vinificar oportunamente, considerando la actual crisis sanitaria y los problemas de escasez de mano de obra.

Por su parte el gerente de Producción y Cadena de Suministro de Ventisquero Wine Estates, Juan Ignacio Zúñiga, cuenta que partieron la semana pasada con las primeras cosechas de uvas que tienen en Atacama. "Los campos de clima frío de la zona central de variedades blancas vienen un poco atrasados, pero en general bastante en línea", afirmó.

Al igual que en las otras firmas, Zúñiga señaló que hay buenas expectativas para esta vendimia gracias a las buenas condiciones de la primavera pasada."La sanidad de la uva está como de libro, no ha sorprendido y este verano ha partido sin tanta temperatura extema y sin lluvias como ocurrió en año pasado", señaló.

El presidente de Viña Sutil y La Playa Wines, Nicolás Sutil, dijo que los aumentos de precio en materia prima es uno de los tema que también marcarán esta vendimia. "Esto genera para las bodegas aumentos de costos que dificilmente se pueden traspasar a precio de producto terminado. De esta forma, la inflación de precios en la uva es una buena noticia para los campos pero no tan buena para las bodegas dado que disminuyen sus márgenes en producto terminado", explicó

Fuente: El Mercurio

 

 

Últimas Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *