Especialistas de INIA La Platina se trasladaron hasta la comuna de San Pedro, provincia de Melipilla, para desarrollar un taller para pequeños agricultores, que permita la detección de la plaga en esta zona de la Región Metropolitana.

Santiago, abril de 2022.- Un día de campo con más de 30 productores de frambuesas y frutillas, permitió dar a conocer las características de la mosca de las alas manchadas, Drosophila suzukii. “Se realizó un trabajo teórico y práctico en terreno, que incluyó la observación de ejemplares del insecto, además de la elaboración de trampas y la capacitación en el reconocimiento de larvas en frutas del huerto”, señaló Nancy Vitta, investigadora de INIA La Platina.

Para Alejandro Sandoval, agricultor de la comuna de San Pedro, “fue muy provechoso porque había falta de conocimiento con respecto a esta mosca. Ahora sabemos dónde está presente y cómo detectarla en nuestros campos para eliminarla oportunamente”.

Esta plaga cuarentenaria puede generar graves problemas económicos a los productores de arándanos, frambuesas, frutillas, duraznos y cerezas, entre otras, por la presencia de larvas en su interior, poniendo en riesgo la exportación y comercialización de estos importantes productos frutícolas.

Se considera una plaga presente en la Región Metropolitana desde 2021, con especímenes registrados principalmente en la provincia de Melipilla. Por esta razón, INIA La Platina, realiza trabajos para la identificación de la mosca de las alas manchadas en la Región Metropolitana y capacitaciones en terreno, apoyadas por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), INDAP y la SEREMI de Agricultura.

Características del insecto

Drosophila suzukiipertenece a la familia de moscas denominada Drosophilidae, conocida como moscas del vinagre. Los adultos miden 2 a 3 mm de largo y poseen ojos rojos, tórax café o amarillento pálido y bandas transversales oscuras en el abdomen.  

A diferencia de otras especies de moscas, las hembras depositan sus huevos en frutas sanas que se encuentran en estado de maduración, permitiendo que las larvas se alimenten de la pulpa, generando un grave daño para su comercialización.

Para la detección temprana de la plaga o para el monitoreo de la misma, se pueden instalar trampas para la captura de adultos. Existe gran variedad de ellas en el mercado y también se pueden confeccionar de manera casera, utilizando una botella con pequeños agujeros, ubicando en su interior atrayentes alimenticios como vinagre de manzana, levadura o azúcar.

Para más información acerca del manejo de la mosca de las alas manchadas, se puede consultar los siguientes enlaces:

https://biblioteca.inia.cl/bitstream/handle/20.500.14001/68187/NR42640.pdf?sequence=1&isAllowed=y

https://www.sag.gob.cl/sites/default/files/ficha_drosophila_n8.pdf