Comparte

El director de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), Luis Penchuleo, adelantó este miércoles que la institución creará una mesa de negociaciones con las empresas forestales instaladas en territorios que son reclamados por comunidades del pueblo mapuche, con miras a destrabar el proceso de compra y traspaso de tierras. Tras participar en la primera reunión del nuevo consejo de la institución, la cual se desarrolló de manera inédita en el Palacio de La Moneda con la presencia del Presidente Gabriel Boric, la autoridad aseguró a Emol que la prioridad de su gestión será generar un proceso de diálogo que permita avanzar en esa dirección.

Sobre cómo se desarrollará el proceso de compra con las forestales que poseen propiedades en la macrozona sur, Penchuleo explicó que «lo primero es sentarnos a la mesa, ya que el diálogo va a ser nuestro mecanismo de solución», junto con advertir que tal como está la situación no hay opciones de resolver el conflicto. Asimismo, explicó sus comentarios al diario El Austral, en los que aseguró que las compañías madereras deberán «retroceder» en el territorio, especificando que «cuando me refería a eso, implica que en las actuales condiciones no hay posibilidades de resolver las temáticas múltiples que se están dando en La Araucanía». En ese contexto, adelantó la instalación de «una mesa de negociación, donde los vamos a invitar. De alguna manera ellos ya están participando a través de la Corma, pero todos los sectores vamos a tener que ceder. Eso es lo que puedo decir por ahora, todo va a ser resultado del diálogo». Cabe destacar que durante esta jornada, tras el encuentro de la Conadi, la ministra de Desarrollo Social, Jeanette Vega, anunció que este año el Gobierno invertirá 35 mil millones de pesos para adquirir territorios demandados por agrupaciones indígenas, duplicando el presupuesto que se había destinado en la administración anterior. En esa línea, la secretaria de Estado también indicó que «lo que esperamos es que en estos años vamos a ir cada año ejecutando alrededor de 75 mil millones. Para este año, las tierras que vamos a comprar corresponden a alrededor de 39 predios que ya están definidos, 19 comunidades que van a ser a las que se les va a comprar sus tierras». «Pero tenemos un desafío, que es el que esta compra de tierras vaya acompañada por las condiciones para que estas se mantengan productivas. En el caso de que tengan los servicios básicos y asegurar que la inversión del Estado alrededor de lo que estamos comprando permita que se mantengan como tierras productivas», enfatizó Vega.

Fuente: Emol.com