Comparte

A partir de los 2.000 metros ya hay 60 centímetros de nieve, lejos de los 20 cm disponibles en 2021. Durante el último evento climático en la Región Metropolitana, sólo en La Parva cayeron 45 cm, alcanzando un nivel de 73 cm.La zona central registra un importante déficit hídrico. Es por eso que los últimos eventos de precipitaciones han sido tan bienvenidos. La Región Metropolitana anotó 36,5 mm de agua caída el sábado y domingo (24 mm y 16,5 mm respectivamente), lo que permitió sumar 51,5 mm durante todo julio. Se trató del evento más significativo en lo que va corrido del año, y considerando los primeros diez días de julio, es el más lluvioso desde 2003 en Santiago, hace casi 20 años, cuando se registraron 66,9 mm. Es más, julio de 2022 es hasta la fecha el décimo más lluvioso registrado en Santiago desde que hay medición en la historia. Este escenario generó de inmediato un aumento en el nivel de la nieve en la Cordillera de los Andes. Raúl Cordero, climatólogo de la Universidad de Santiago, señala que la cordillera registró nieve a partir de los 2.000 metros.

"Las precipitaciones nivales son particularmente beneficiosas pues la nieve representa un embalse natural que mejora durante la primavera y verano los caudales de los ríos en la zona central. El años pasado teníamos 20 cm a esta fecha, hoy tenemos tres veces más", establece. Cordero especifica que durante el último evento climático, cayeron 45 centímetros de nieve en La Parva, alcanzando un nivel de 73 centímetros, "lo que puede considerarse bueno.

La cobertura nival actual presenta niveles cercanos a los típicos para la fecha. Los valores son similares también a los observados en 2020, pero son muy superiores a los observados en 2021, uno de los años más secos registrados en la zona central", señala el climatólogo. Estos niveles son una buena noticia, pues la cobertura nival muestra una tendencia a la baja desde hace un par de décadas, explica Cordero, quien añade que una extensa cobertura nival es cada año menos probable. "La nieve actúa como un reservorio natural, por lo tanto, lo que se acumuló ala fecha permitirá tener caudales aceptables en la zona central durante la primavera y verano próximos", adiciona.

El fantasma del racionamiento para las grandes ciudades de la zona central, al menos durante este año, ha quedado atrás. "El invierno de 2021 cerró con un déficit en la extensión de la cobertura nival cercano al 30 %, similar situación ocurrió en 2019. Son los peores valores registrados. Los niveles de nieve a la fecha hacen prever que este invierno 2022 cierre con valores más cercanos a los típicos", señala Cordero. Además del frente de mal tiempo registrado durante el fin de semana, se podría sumar un nuevo frente de precipitaciones. Comenzaría hoy, y se extendería hasta el viernes, lo que significaría prácticamente ochos días de lluvia casi de manera consecutiva, y por supuesto, más nieve en la zona central.

Miguel Fernández, meteorólogo y académico de la Escuela de Ciencias del Mar de la Universidad Católica de Valparaíso, confirma que se esperarían nevadas en la cordillera de los Andes en los próximos días, "desde la Región de la Araucanía hasta la Región de Coquimbo, incluso probablemente un poco más hacia el norte". Adicionalmente a lo descrito, se registró un aumento del nivel del embalse El Yeso, ubicado en la Región Metropolitana, la más importante reserva de agua para la capital. También subió el nivel de la nieve en el lugar, totalizando 35 centímetros.

Fuente: La Tercera

Últimas Noticias