Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Valle del Aconcagua 102.3 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Entretención

Ministro Paris se emociona hasta las lágrimas al hablar de la Doctora Cordero y considera a Eli de Caso su “maestra”

Por Prensa Radio Agricultura |
Imagen del post
Crédito: Agencia Uno

El ministro de Salud, Enrique Paris, destaca por su cercanía y apertura con los medios de comunicación, especialmente con cada uno de los periodistas que usualmente cubren La Moneda y el balance diario sobre Covid-19.

A la autoridad se le nota la pericia frente a las cámaras, y eso se debe a una razón. Antes de ser ministro incursionó más de una vez en la televisión, tanto en su rol como profesional de la salud como presidente del Colégio Médico.

Paris tiene marcado ser “buena onda”, o como diría su “maestra”, “qué rico, buena onda”. Así lo dice él mismo y contó a La Cuarta su cercanía con Eli de Caso.

“Hay que tener cercanía con todos los que trabajan allí. Los periodistas trabajan duro. A veces no se les valora su rol. En mi equipo hay muchos. Y los que vienen a cubrir se les debe agradecer. Eso, de la comunicación se lo aprendí a Eli de Caso“, relató.

“Fue mi maestra… ella me enseñó mucho. Ella tenía su estilo cercano, de otra forma de hablar. Me marcó. Trabajé con ella en Mega, después nos fuimos a TVN. Y somos amigos, siempre me llama para saber cómo estoy. Y aprendí lo de la cercanía con ella. Fue mi maestra“, dijo.

También tiene aprecio por otra comunicadora, la Doctora Cordero. Según consignó la publicación, la psiquiatra es muy cercana a su familia en Puerto Montt, y mantuvieron amistad cuando más jóvenes. Cuando la menciona, el ministro se emociona hasta las lágrimas.

“Sí, me emociona, porque quiero darle las gracias. Ha hablado muy bien de mí y sus palabras me emocionan. Todos la conocen a ella. Es especial: algunos la quieren, otros no. Pero en mi caso la quiero mucho. Habla de mis padres, me trae recuerdos. En fin, soy un agradecido de ella. Y me emociona. Claro, las lágrimas también son el resultado de que estoy un poco cansado’’, reconoció Paris.


Potenciado por