• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

“Es quedar atrapado en tu cuerpo con tu cerebro al 100% y toda tu musculatura muerta”: Sebastián Keitel abordó la enfermedad de su hermano y su posterior fallecimiento

Gloria Tapia Leiva
“Es quedar atrapado en tu cuerpo con tu cerebro al 100% y toda tu musculatura muerta”: Sebastián Keitel abordó la enfermedad de su hermano y su posterior fallecimiento Crédito: Canal 13

El diputado Sebastián Keitel fue el nuevo invitado al programa “De tú a tú”, conducido por Martín Cárcamo y transmitido por Canal 13, donde abordó la sensible muerte de su hermano en plena pandemia. 

Todo comenzó cuando el deportista comentó que su padre falleció cuando él tenía 8 años, por lo que su hermano Luis pasó de ser su hermano mayor a ser el papá, el hermano, el mejor amigo y el acompañante de su madre. “A los 33 años le dicen, ‘tienes Esclerosis lateral amiotrófica’. ‘¡¿Qué?!’, ‘y te quedan dos años de vida’ (…) es quedar atrapado en tu cuerpo con tu cerebro al 100% y toda tu musculatura muerta“, sostuvo.

En este sentido, reveló que vivieron situaciones límites con su hermano a medida que la enfermedad iba avanzando. En una oportunidad, según comentó, su hermano casi atropella a su madre saliendo de la casa en auto, siendo la última vez que Luis se subió a un auto.

Además, narró que cuando su hermano perdió la voz estuvo hablando 10 años con voz de mujer porque el computador estaba programado con una voz femenina, “yo tengo más memoria de la voz de Luis con un computador, a través de una mujer, que de su propia voz”, puntualizó Keitel.

Junto a esto, explicó que su hermano murió de 50 años y que estuvo casi 17 años con la enfermedad, es decir,  un tercio de su vida, “entonces todos los hijos de él, mis hijos, todos los hijos de los amigos, conocieron a Luchito en cama. Pero yo me trato de quedar no con la muerte de Luis, me trato de quedar con la vida de Luis, de todo lo que… Martín yo creo que a todos nos dejó un mensaje increíble del día a día, de esa lucha, de esa perseverancia, de ese esfuerzo. Luis estaba de acuerdo con la eutanasia pero no estaba de acuerdo en ‘él’ practicarla si es que hubiese sido legal acá en Chile”, sostuvo.

“Parte de por qué yo entré a la política fue justamente por decir, ¿qué pasa con las enfermedades raras en este país que no están cubiertas por ningún plan del Estado, ni el Auge ni el Ricarte Soto? Mi primer proyecto de ley fue que el ELA fuera incluido y hoy día el ELA es parte del Ricarte Soto“, añadió.

Finalmente, reveló que el día que Luis falleció, él estaba trabajando en una sesión de la Cámara, cuando al tercer llamado telefónico de su madre le contestó y ella le contó que su hermano se estaba muriendo. Tras esto, colgó el teléfono y partió inmediatamente donde se encontraba. “Lo agarré de la nuca atrás, le levanté la cabeza, todos rodeando su cama, sus tres hijos, su señora, mi mamá, el Pupi, mi señora y yo hablándole al oído. Lo único que le decía era: ‘ya Luchito descansa, está el papá esperándote, el tata, descansa’, y el seguía luchando y seguía luchando y miraba con los ojos como desesperado. Hasta que de repente se murió así, en mis manos”, recordó.

El diputado aseguró que extrañamente no lloró, pero que desde ese momento comenzó su rol protector, “si yo fallaba, si yo lloraba, si él me veía llorando a mí, yo le iba a fallar a mi mamá, a sus tres hijos, a su señora. Y yo no lloré prácticamente hasta el día siguiente”, afirmó.

Relacionados