Jorge Said/Instagram
Comparte

"¿Cómo se vive la religión y la fe en tiempos de guerra?", fue la pregunta que respondió el destacado periodista chileno Jorge Said, luego de las grabaciones que realizó para la segunda temporada de la serie documental "Buscando a Dios", que se estrenará el próximo lunes 18 de abril por las pantallas de History 2.

El profesional recorrió cuatro continentes y detalló cómo fue su experiencia en cada uno de ellos, dando a conocer las similitudes que existen entre las grandes corrientes religiosas, las que -según el periodista- tienen un mismo objetivo, que es buscar la "trascendencia".

Un hecho que se destaca en esta nueva temporada es la travesía que llevará a cabo el comunicador por distintos países de Latinoamérica, tales como México, Cuba y Perú.

Jorge Said/Instagram

Segunda temporada de "Buscando a Dios"

En conversación con Radio Agricultura, Jorge Said reconoció que fue una temporada "extremadamente difícil, muy desafiante debido al Covid", ya que "no se podía viajar, estaban todos los países con problemas, se habían anulado prácticamente todos los rituales y las grandes peregrinaciones, así que tuvimos que partir por un plan B".

¿En qué consistió este plan B? En abordar los grandes conflictos internacionales y también las distintas realidades de América Latina.

En el primer caso, sobre los grandes conflictos a nivel mundial, Said arribó hasta Afganistán, Irak, Siria y terminó en Ucrania. "Así que la verdad es que estuvimos muy cerca de lo que son los grandes acontecimientos internacionales", dijo el periodista.

Por otro lado, hizo un acercamiento a "lo que son nuestras religiosidades aquí en América Latina, particularmente en México y en Perú, la fe de los grandes imperios Maya y Azteca e Inca, respectivamente", sostuvo, asegurando que "también quisimos agregar el lado político, con la revolución y el sincretismo en Cuba, la santería. Así que es extremadamente interesante, una segunda temporada más fuerte, mejor y con más impacto".

¿Por qué grabar en Latinoamérica?

Una de las grandes particularidades de esta segunda temporada de "Buscando a Dios" es el recorrido de Said por diversos lugares de América Latina.

De acuerdo a lo expresado por el reportero, "teníamos como un compromiso de que como esta señal es transmitida en América Latina, había una necesidad de tener una cierta cercanía con nuestro público y resulta que nos habían comunicado que nos estaba yendo muy bien en Brasil por ejemplo y la idea era terminar con Brasil".

No obstante, Jorge precisó que no pudieron culminar el programa en Brasil, debido a la suspensión del prestigioso carnaval a causa del Covid-19. Es por esta razón que decidieron viajar hasta Ucrania para abordar el conflicto con Rusia, que estaba en pleno desarrollo.

"Por eso es que a última hora reemplazamos Brasil por Ucrania y en buena hora, porque esto nos ha dado una tremenda popularidad con el programa y, al mismo tiempo, un impulso al tener un contenido muy fuerte", sostuvo.

La importancia de la fe en Ucrania

El periodista relató cómo fue su experiencia en la guerra desatada en Ucrania debido a la invasión perpetrada por las fuerzas rusas, asegurando que la fe jugó un rol fundamental en aquellos momentos tan complejos para las personas.

"Nosotros nos sentimos más cercanos a la fe cuando ocurren grandes problemas, por ejemplo, cuando estamos en la tranquilidad de nuestro hogar, en el confort material, en general nos olvidamos de la parte espiritual o nos olvidamos de los temores, los miedos", reflexionó.

"En estos últimos años la muerte estuvo más cerca, primero con el Covid y luego con la guerra", señaló el conductor de televisión, afirmando que debido a lo anterior "la gente se siente más necesitada de estar con una cierta espiritualidad o una cierta religiosidad que la podemos llamar de muchos modos".

"En el caso ucraniano, la gente se acercó muchísimo a las iglesias, en este caso ortodoxas, pero también a la espiritualidad, ya que sentían que los estaban bombardeando por todos lados y que era una religión hermana, porque también los rusos son cristianos ortodoxos, entonces, yo creo que esto es una sensación natural del ser humano", enfatizó Said.

Según dijo el comunicador, "cuando tenemos grandes problemas nos acercamos a (la fe) porque tenemos miedo de lo que va a pasar, cuál es la trascendencia, hacia dónde vamos".

"Y cuando estamos seguros dentro de nuestro confort y nuestro materialismo en general, nos olvidamos, y ese es uno de los grandes puntos de reflexión que hemos querido traer con este programa, es decir, primero que las regiones todas buscan la trascendencia; que la muerte es la continuación de la vida, que no tenemos que verla como algo extremadamente doloroso; y que sobre todo en estas condiciones como estamos viviendo el mundo hay que estar muy cerca de una cierta espiritualidad", indicó.

¿Hubo casos donde la fe se perdió?

"Muchísimas personas a través de estos viajes que hemos hecho han perdido la fe, sobre todo la confianza, en particular con las grandes religiones organizadas", respondió el destacado reportero sobre los casos particulares donde las personas perdieron la fe y la esperanza.

A pesar de esto, precisó que "la espiritualidad sigue estando presente y eso lo podemos ver a través de, por ejemplo, el chamanismo, otro tipo de concepciones espirituales que no se podían catalogar como religión, pero yo creo que la juventud sí tiene una espiritualidad que hoy día está muy presente, sobre todo por los problemas que estamos viviendo".

Jorge Said/Instagram

¿Existen similitudes entre las expresiones religiosas de cada país?

El conductor del programa "Buscando a Dios" se refirió también a las similitudes que él pudo evidenciar sobre las múltiples expresiones religiosas de cada zona que visitó durante las grabaciones de la serie documental.

"Yo creo que sí, ya que en la primera temporada pudimos ver cómo las grandes corrientes religiosas, estamos hablando por ejemplo del Cristianismo, a través de sus tres corrientes que son el Catolicismo, los Ortodoxos y los Protestantes, pero también el Islam, el Judaísmo, el Budismo, todas las religiones buscan la trascendencia, todas las religiones buscan la compasión del ser humano, es decir, que el ser humano en su condición pueda ayudar a los más pobres o a los más necesitados, a los que están sufriendo y, en ese sentido, vemos cómo todas las religiones y todos los movimientos religiosos se unen en un mismo objetivo, en el objetivo que también es la trascendencia", dijo.

"El hombre trata de trascender, el hombre siempre ha intentado ir más allá de lo que es la muerte", añadió, explicando que "en el fondo lo que buscamos es que no se acabe la vida cuando llega la muerte, sino que la vida continúa en otro nivel, somos parte del universo, por lo tanto, en todas las religiones vemos lo mismo y más allá de las enormes diferencias, que son las diferencias culturales, del lugar donde nacemos, de diferencias históricas, las religiones y los movimientos espirituales buscan lo mismo, la trascendencia del ser humano", declaró.

El comienzo de "Buscando a Dios"

"La verdad es que yo quería hacer una serie documental, un diario de viaje, que tuviera una significación, un gran contenido y me pareció que el contenido espiritual era algo que podía aportar, que nosotros teníamos mucha confusión cuando hablábamos de Cristianismo, de Judaísmo, que había un gran vacío y que yo mismo lo tenía, que yo mismo quería saber de qué se trata la Religión Islámica, y a través de la religión poder acercarse a estas realidades", apuntó el periodista en relación a los inicios del programa.

"Y creo que lo hemos conseguido, creo que estamos haciendo una gran serie que nos acerca a contenidos que muchas veces ignoramos completamente", recalcó.

"Pienso que hay un verdadero aporte con esta serie y ahora más aún porque le hemos dado vuelta, como con el Covid no han habido grandes peregrinaciones, le dimos vuelta al lado de la actualidad, al lado de la religión y conflicto, porque hay que recordar que la religión ha sido parte de las grandes guerras y los grandes conflictos", señaló.

Jorge Said/Instagram

Crecimiento personal

Respecto a si tuvo un crecimiento personal por las experiencias que vivió en cada país y por el hecho de conocer la realidad a fondo de cada persona, Jorge Said contestó que aprendió a "encontrarse a sí mismo".

"Es una pregunta muy linda porque en el fondo yo partí esta serie por un propósito personal, también de realización interna y yo tenía muchas dudas, cuál era la religión que estaba más cerca, cuál era la que tenía más razón. Yo me sentía por ejemplo un poquito cercano al Budismo, porque había estado en el Tíbet y me había tocado recorrer un poco el Budismo en India y hoy día lo que más he aprendido es que en realidad las diferencias religiosas no tienen ningún rol, no juegan ninguna importancia, la importancia es poder aprender a conocernos y aprender a ser tolerantes con los pensamientos de otros", expresó.

Asimismo, reconoció que "yo en lo personal aprendí un poquito más a encontrarme a mí mismo y a encontrar a Dios dentro de mí mismo, Dios como un ente abstracto, no este Dios Católico, Cristiano, no tanto en la figura de Jesús, que por supuesto encuentro que es una gran figura histórica, sino que más bien en la bondad, en la compasión, en el servir a los otros".

"Por ejemplo, en mi mismo rol como periodista hoy día en tratar de realizar contenidos que yo siento que estoy aportando a los que no tienen voz, por ejemplo en Ucrania, con la crisis de los refugiados, mostrar todo este tipo de problemas y, en ese sentido, al realizar este tipo de trabajos yo también me siento más cercano de algo espiritual y, por lo tanto, creo que a través de esta serie me he sentido muy, muy realizado", confesó.

El productor de TV indicó que "si tuviera que aprender algo es cómo a través de los problemas, las epidemias, el Covid, la guerra, nos sentimos tan poca cosa como seres humanos y por lo mismo es importante que en este pasaje tan cortito que tenemos nosotros como seres humanos aquí en la Tierra podamos aportar algo, aunque sea ese granito de arena, pero creo que es posible que lo hagamos y eso nos trae una tranquilidad, una cierta emoción, perder el ego y este es un trabajo que hay que hacerlo las 24 horas, eso es lo que yo he aprendido".

"He aprendido que esto de las redes sociales (…) no tiene ninguna importancia y a mí hoy día eso no me quita el sueño para nada. A mí lo que me importa es poder continuar haciendo estas series (…) estas grandes aventuras que significan cada uno de estos viajes y poder seguir aportando a la gente que no tiene los medios para poder estar ahí".

¿Qué es lo que se viene para más adelante?

Para finalizar, Jorge reveló cuáles serán sus próximos destinos, los cuales incluyen a Brasil como primera parada.

"Yo ahora salgo de nuevo en viaje, parto hacia Brasil con un capítulo sobre la Semana Santa en el país más católico del mundo, el país quizás más Cristiano en todo el planeta y vamos a celebrar el carnaval, la Semana Santa y el Grito de la Independencia, en un país que además es el que más ha sufrido en el mundo con el Covid", remarcó.

Posteriormente, continuará abordando "la guerra en Ucrania, en Yemen y Arabia Saudita, cómo esto podría afectar inclusive la Copa del Mundo de Fútbol", advirtió el profesional.

Said puntualizó que "vamos a seguir con los temas de los países orientales, China y Taiwán, que podrían verse enfrascados en otra gran guerra, si China decide atacar a Taiwán; el problema que hay entre Corea del Norte y Corea del Sur (…) es decir, grandes problemas que se están hoy día apareciendo con una fuerza increíble debido al conflicto Rusia-Ucrania y que lo podemos ver desde el punto de vista de la espiritualidad y de la religión".

"Nosotros por nuestra parte seguimos produciendo, viendo cómo vamos a continuar", concluyó Jorge Said, respecto al futuro de la serie documental.

Últimas Noticias