Comparte

La Primera Ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, prometió que el país endurecerá la legislación sobre acceso a armas, luego de la matanza de 49 personas en dos mezquitas en la ciudad de Christchurch.

El responsable, el australiano Brenton Tarrant, poseía una licencia de noviembre de 2017 que le permitió comprar legalmente las armas pesadas que utilizó en la matanza..

La normativa neozelandesa para acceso a armas es más relajada que la de su vecina Australia, que adoptó un estricto régimen de control de armas después de una masacre similar en 1996.

«El simple hecho de que este individuo obtuvo una licencia y adquirió armas de ese poder, hace que las personas claramente busquen un cambio, y yo estoy comprometida a eso», dijo Arden, quien añadió que «Les puedo decir ahora una cosa: nuestras leyes sobre armas van a cambiar», apuntó

La Primera Ministra, además, afirmó que las agencias de inteligencia investigan si hubo alguna actividad en redes sociales que pudo haber gestado una respuesta.

De acuerdo con informaciones preliminares, una de las armas utilizadas por Tarrant fue un fusil AR-15, el mismo modelo usado en varias masacres en Estados Unidos, incluyendo la de la escuela de Sandy Hook, en 2012.

Últimas Noticias