(Photo by Marijan Murat / dpa / AFP) / Germany OUT
Comparte

De acuerdo a la información de El País, un cazador furtivo que al parecer intentaba matar rinocerontes en el parque Kruger de Sudáfrica, falleció luego de ser atacado por un y casi todo su cuerpo fue posteriormente devorado por los leones.

En el medio se indica que Parques Nacionales Sudafricanos publicaron un comunicado en el que aseguraron que la familia de la víctima fue informada de lo ocurrido por compañeros del fallecido, quienes aseguraron que al hombre "lo mató un elefante" el pasado martes.

Luego de saber esta información, se inició una búsqueda en el parque Kruger (situado en el noreste de Sudáfrica, fronterizo con Mozambique), pero fue el jueves en la mañana cuando encontraron los restos del cadáver gracias a la información de los cómplices de la víctima, tres hombres de entre 26 y 35 años detenidos el miércoles y a quienes se decomisaron dos rifles y munición.

"Los indicios apuntan a que una manada de leones devoró los restos dejando solo la calavera y un par de pantalones", explica Parques Nacionales Sudafricanos. La policía indicó que sus compañeros informaron que cuando se produjo el incidente arrastraron el cadáver hasta la carretera para que fuera visto y escaparon del parque. Los tres detenidos están acusados de posesión de armas sin licencia, conspiración para la caza furtiva y de invasión del parque sin permiso.

El director gerente del Parque Nacional Kruger, Glenn Phillips, ha transmitido sus condolencias a la familia de la víctima. "Entrar ilegalmente y a pie en el Parque Nacional Kruger no es muy inteligente. Hay muchos peligros y este incidente es la prueba de ello", ha explicado Phillips. "Es muy triste ver a las hijas llorando a su padre y aún peor haber podido recuperar tan poco de sus restos", ha añadido.

Últimas Noticias