Comparte

Cinco presuntas yihadistas y su mentor, Rachid Kassim, que hacía propaganda para el grupo Estado Islámico, probablemente fallecido en Irak, serán juzgadas a partir del lunes en París, tres años después de un atentado fallido cerca de Notre Dame.

El caso puso de manifiesto el papel activo de las mujeres en la yihad, dispuestas a cometer un atentado en Francia al no haber logrado viajar a Siria o a Irak.

Es la primera vez que cinco mujeres serán juzgadas en un tribunal penal en Francia, en el marco de un caso de "terrorismo" islamista. Una sexta mujer comparecerá por el delito de "no denuncia de crimen terrorista". 

De entre 22 y 42 años en la actualidad, las cinco acusadas son sospechosas de haber planeado ataques en 2016 siguiendo las órdenes de Kassim, que inspiró otros asesinatos en Francia ese mismo año.

El entonces fiscal de París, François Molins, hizo alusión a un "comando terrorista compuesto por jóvenes mujeres totalmente receptivas a la ideología de Dáesh", acrónimo en árabe del Estado Islámico.

En la madrugada del 4 de septiembre de 2016, tras haber enviado un video de reivindicación a Kassim, dos de las acusadas, Ines Madani y Ornella Gilligmann, pararon delante de unos restaurantes cercanos a la catedral de Notre Dame en un vehículo cargado con seis bombonas de gas. Tras rociar el vehículo con gasóleo, lanzaron un cigarrillo. Pero no lograron que el auto explotara, pues ese carburante es difícilmente inflamable.

Las sospechosas fueron detenidas días después en dos operaciones distintas de la policía. En principio, el juicio debe prolongarse hasta el 11 de octubre.

AFP.

Últimas Noticias