Ubicada en el corazón de China, la ciudad de Wuhan fue la primera en entrar en cuarentena a nivel mundial. Seis meses después, sus habitantes regresan a la “nueva normalidad”. 

Jóvenes disfrutando de una fiesta tecno, puestos de comida y embotellamientos de lado a lado, son las imágenes que configuran el paisaje de Wuhan, escenario distante al que vivieron desde el 23 de enero.

Cabe recordar que la ciudad de 11 millones de habitantes estuvo confinada durante 76 días, pero a finales de abril -con la disminución de contagios- volvió a la “normalidad”.

En la ciudad, incluso la gente reemplazó las mascarillas por sombrillas y anteojos para el sol, puesto que las temperaturas bordean los 34 grados.