Litt7maas5dh7o3uybxbwhh63a
AFP
Comparte

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha reclamado acceso humanitario "inmediato" a la Franja de Gaza para atender a los damnificados por la campaña de bombardeos de Israel contra el enclave, entre ellos cerca de 250.000 niños que necesitan servicios de salud mental y protección.

"UNICEF pide el cese inmediato de las hostilidades, por motivos humanitarios, para permitir la entrada de personal y suministros esenciales, incluyendo combustible, suministros médicos, kits de primeros auxilios y vacunas contra la COVID-19″, ha dicho la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

"También pedimos que se establezcan corredores humanitarios para que podamos entregar estos suministros de manera segura, para que las familias puedan reunirse y acceder a los servicios esenciales, y para que los enfermos o heridos puedan ser evacuados", ha sostenido.

Fore, que ha resaltado que entre los cerca de 220 muertos por los bombardeos figuran alrededor de 60 niños, ha indicado que "un millón de niños en Gaza están padeciendo las crecientes consecuencias del conflicto violento, con ningún lugar seguro al que ir". "Se han perdido vidas y hay familias destrozadas", ha lamentado.

Asimismo, ha resaltado que "cerca de 30.000″ niños se han visto desplazados por los bombardeos, que han afectado además a "infraestructura esencial" en el enclave, entre ellas "al menos cuatro instalaciones sanitarias y 40 escuelas" que han sufrido daños materiales.

"Unas 48 escuelas, la mayoría dirigidas por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA), se están utilizando como refugios de emergencia para familias que huyen de la violencia", ha destacado.

Agencia Uno

Últimas Noticias