El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, insistió este miércoles en que no va a dimitir por el escándalo de las fiestas en Downing Street en el marco de la pandemia y ha pedido a los parlamentarios esperar los resultados de la investigación independiente en curso.

En una sesión de control al ‘premier’ en la Cámara de los Comunes, la diputada liberal demócrata Wendy Charmberlain le preguntó si “le ha llegado la hora de dimitir” y Johnson respondió un categórico “no”.

Así, indicó que ya se ha “disculpado sinceramente” por “cualquier error cometido” y solicitó a los parlamentarios esperar a las conclusiones de la investigación que lleva a cabo Sue Gray, que llegarán la próxima semana, según ha trasladado.

El líder del Partido Laborista, Keir Starmer, consultó al ‘premier’ que si no entendía las restricciones que él mismo impuso en el marco de la pandemia, destacando que las palabras del mandatario son “ridículas” y que “malgasta energía defendiendo lo indefendible”.

Mientras, Johnson insisitió en “esperar” los resultados de Gray y subrayó algunos de los logros de su Administración. “Estoy profundamente orgulloso de lo que ha hecho este Gobierno“, dijo, según ha recogido la cadena Sky News.

Johnson lleva días bajo una intensa presión debido a las informaciones que apuntan a la celebración de varias fiestas en Downing Street durante los momentos más duros de la pandemia. De hecho, al menos 20 diputados conservadores planean apoyar una moción de censura en su contra. El ‘premier’, por su parte, insiste en no dimitir y en aguardar a los resultados de la investigación de Sue Gray.

AgenciaUno/EP