Este sábado las autoridades de Rusia suspendieron indefinidamente las exportaciones de electricidad hacia Finlandia, solo horas después de haber anunciado la medida como represalia al país nórdico por «acercarse a la OTAN».

«Las exportaciones de Rusia hacia Finlandia«equivalen a cero actualmente. Es el caso desde medianoche (21H00 GMT), como se había anunciado», declaró Timo Kaukonen, responsable de las operaciones de Fingrid.

Actualmente Finlandia importa de Rusia un 10% de la electricidad que necesita a nivel nacional. Desde RAONordic, la filial de la empresa rusa que suministra la energía, justificó su decisión por «el impago de la electricidad suministrada a Finlandia desde el 6 de mayo».

El corte llega a menos de un día de que Finlandia presente oficialmente su candidatura a la OTAN, decisión que ya fue apoyada con entusiasmo desde los Estados Unidos.