Comparte

No habría evidencias de abuso sexual.

Luego de que se encontrara a Emmelyn Canales, que estuvo secuestrada una semana en un bosque en Licantén, la menor fue trasladada al Hospital de Curicó para constatar lesiones.

El director del recinto, Jorge Canteros, aseguró que el estado de salud de la niña «es satisfactorio» y que «la evaluación que hicieron nuestros profesionales muestra que la niña está en buenas condiciones (…) salvo algunas erosiones, rasguños menores en su cuerpo producto de la travesía que tuvo en estos días».

Canteros puntualizó que los exámenes fueron hechos por el pediatra de turno y por obstetras del hospital, agregando que «no hay evidencias» de abusos sexuales y que «se aplicó una serie de protocolos para prevenir problemas asociados a contactos sexuales no programados».

Emmelyn está internada en el servicio de pediatría del hospital, además interactúa «de manera normal con el personal y con su familia».

Últimas Noticias