Comparte

El Sexto Tribunal Oral en lo Penal de Santiago declaró culpables a Kevin Garrido, de 21 años, y Joaquín García, de 25 años, por colocación de bombas en la Escuela de Gendarmería de San Bernardo, así como también en otros puntos de la Región Metropolitana.

Raúl Guzmán, fiscal a cargo del caso, declaró estar satisfechos con el resultado y explicó que el juicio incluyó cinco de los seis hechos por los cuales se formuló acusaciones en contra de los responsables.

«Estaban acusados por colocación de artefactos explosivos, tanto en la 12 Comisaría de San Miguel y también en la Escuela de Gendarmería, y la tenencia de elementos y pólvora para la confección de estos artefactos explosivos. Como también la tenencia de armas de fuego y municiones» señalo Guzmán, según Emol.

El Ministerio Público pidió 29 años de cárcel para Garrido y 16 para García. Mientras que la lectura de la sentencia se realizará el miércoles 5 de septiembre.

Últimas Noticias