Comparte

En el marco del Caso Riggs, la Sala Penal de la Corte Suprema, rechazó el recurso de nulidad presentado por el abogado de Lucía Hiriart, y ratificó el decomiso de los bienes de Augusto Pinochet, y de 5,1 millones de dólares.

El recurso interpuesto por el abogado Pablo Rodríguez Grez, se fundaba por la filtración del fallo a los medios de comunicación.

Los ministros Milton Juica (ahora jubilado), Lamberto Cisternas, Andrea Muñoz y Jorge Dahm consideraron que la filtración «no causaría agravio a ninguna de las partes en este proceso, faltando un requisito, entonces, sin el cual la nulidad impetrada resulta improcedente, de acuerdo a las reglas generales».

«La imparcialidad de los jueces no pudo ponerse en riesgo como consecuencia de las supuestas filtraciones alegadas por el incidentista, desde que estas habrían ocurrido después de adoptado el acuerdo; esto es, con posterioridad a la vista de la causa», suma la resolución.

Desde el Poder Judicial, explicaron que actualmente la causa se encuentra en la fase de “acuerdo”, es decir, ad portas de que el Máximo Tribunal entregue oficialmente su resolución al respecto. Esto, luego de que el Consejo De Defensa del Estado, presentara un recurso de casación para revertir la decisión que había tomado la Corte de Apelaciones respecto a que el caso estaba prescrito.

El organismo fiscalizador, según los cálculos, ha estimado que el procedimiento completo de traspaso de bienes al Fisco y posterior liquidación podría extenderse por cerca de seis meses, desde que el máximo tribunal dé el visto bueno y para luego dar lugar al comiso, una vez que el fallo quede ejecutoriado.

Respecto a la decisión de la Corte Suprema, la consejera del CDE, María Inés Horwitz, señaló que es “correcta, apegada a la ley y era lo que esperábamos”. Y agregó: “la defensa de Hiriart aprovechó esta circunstancia para pedir una nulidad improcedente, pues el acuerdo estaba adoptado”.

Últimas Noticias