Comparte

La Corte Suprema condenó a cinco ex militares por la desaparición de Arturo Barría Barrera en el marco de la Operación Colombo.

Los generales César Manríquez Bravo y Raúl Iturriaga, y el brigadier Pedro Espinoza Bravo fueron condenados a seis años de prisión por ser los autores del secuestro calificado; mientras que el coronel de Gendarmería, Orlando Mazo Durán, deberá pagar cinco años por el mismo delito.

Los cuatro ya se encuentran bajo arresto por las múltiples sentencias a las cuales han sido condenados por delitos de lesa humanidad.

Por su parte, el agente Luis Pavez Parra purgará una pena de tres años por cómplice del crímen.

Según la investigación, en agosto de 1974, el profesor de música y militante del Partido Comunista, fue citado por el Interventor militar, por supuestamente haber participado en manifestaciones antigubernamentales.

Al acudir al llamado, el joven de 28 años fue detenido y trasladado a otros recintos como el campo de prisioneros en el Estadio Nacional y Villa Grimaldi, donde fue torturado por haber viajado a Cuba años atrás, según indicaron otros supervivientes.

Los mismos exprisioneros indicaron de ver al profesor en septiembre de ese año. Su nombre aparece en el listado de víctimas de la Operación Colombo en el cual desaparecieron 119 presos políticos, con el apoyo de las policías secretas de Brasil y Argentina.

Últimas Noticias