Dragomir Yankovic/AtonChile.
Comparte

Hasta el Juzgado del Trabajo de Concepción llegó la familia de Víctor Hugo Salazar, una de las tres víctimas que dejó la explosión en el Sanatorio Alemán de Concepción, en abril del presente año, con el objetivo de presentar una demanda laboral por $600 millones.

El abogado representante de los afectados, Víctor Álvarez, explicó que la indemnización es por daño moral contra la empresa contratista y la clínica.

"Nuestra ley da la posibilidad de exigir daño moral. Efectivamente existe la aflicción de la madre, ya que Víctor Hugo vivía con ella hace más de 13 años y también la ayudaba económicamente. Queremos reparar ese daño causado de manera íntegra, aquí se ha dejado de lado la vida", afirmó el jurista a diario La Estrella.

Conjuntamente, explicó que "la legislación laboral establece que la empresa principal debe adoptar medidas eficaces para proteger la integridad física de sus trabajadores propios, de obra y subcontratistas".

Últimas Noticias