Captura
Comparte

Este domingo Carabineros detuvo a un joven de 22 años con casi una treintena de causas penales que ingresó a una vivienda de un condominio en San Bernardo para robar una serie de especies y antes de cometer el delito cayó a la piscina de una de las casas.

A las 08.00 horas del domingo, Carabineros recibió el llamado de dos adultos mayores que denunciaron que un sujeto ingresó a su vivienda y robó las llaves de su casa y las de un vehículo, un celular y $70 mil en efectivo.

Tras ello, el joven – identificado como Miguel Ángel Loaiza (22) – huyó del lugar, saltó una pandereta y cayó en la piscina de otra residencia. Según el registro de las cámaras, Loaiza salió del agua, se sacó la ropa e ingresó a la casa para sustraer más cosas.

"Personal se trasladó rápidamente al lugar, instantes en que fue sorprendido este individuo saliendo desde el interior de uno de los departamentos, dándose a la fuga con distintas especies que habría sustraído desde el interior de dos domicilios, según lo establecido hasta el momento", informó Cristian Morgenstern, comisario 14° Comisaría San Bernardo.

"Él no se percató, razón por la que cayó al interior de esta. Se despojó de sus prendas e ingresó igual a los domicilios. Posteriormente estas fueron encontradas donde él las había dejado de acuerdo a grabaciones que mantenían las víctimas", añadió Morgenstern.

De acuerdo a información policial, el sujeto tiene 27 causas penales en su contra por robo en lugar habitado y no habitado y robo con intimidación.

JLB/Aton Chile

Últimas Noticias