Esta mañana la empresa sanitara Essal, reconoció que la contaminación de petróleo alcanzó el río Rahue. Hecho que lamentaron las autoridades del Gobierno, ya que no fue informado oportunamente e hicieron un llamado a la gente a no sacar agua del río.

El intendente de la Región de Los Lagos, Harry Jürgensen, declaró que «no se informó oportunamente» que había un derrame de petróleo en el afluente.

El intendente aprovechó la oportunidad para hacer un llamado a la población a «consumir el agua potable que está a disposición» y no sacar agua del río Rahue.

«La gente no debería estar retirando del río Rahue, porque el agua naturalmente del río necesita ser tratada y eso es lo que se está haciendo. Les recuerdo que está dañado el 60% del abastecimiento de agua potable de la ciudad de Osorno», sostuvo.

Sin embargo, esta tarde se podía ver a orillas del afluente a familias completas llenando cacerolas y baldes para luego ocuparlos en sus hogares, desatendiendo las advertencias que hizo la autoridad.