Este sábado y luego de una reunión de emergencia, el encargado de operaciones de Essal, Andrés Duarte entregó detalles de cómo se gestó el que calificó como «error humano» y que provocó la contaminación del agua potable en la ciudad de Osorno, y que según reconoció después, también contaminó las aguas del Río Rahue.

De acuerdo a la información entregada, fue el operador del turno de noche quien dejó abierta la llave de paso de petróleo, con la que se abastece el grupo electrógeno de la planta Calpulli.

Lamentablemente, y según él mismo planteó, este operador no se percató del hecho, y fue durante la mañana, que el trabajador que ingresó al turno nuevo, quien se percató que un enorme derrame de petróleo salía desde el contenedor que protege al grupo electrógeno.

Esta información se entregó a las 9:15 AM a Andrés Duarte, quien dio orden del corte de agua potable a las 9:30 AM. Si bien al comienzo se decidió limpiar los filtros de arena, finalmente las autoridades de gobierno decidieron que se debía cambiar completo el filtro, material que según el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, ya llegó a Osorno desde Santiago.