Comparte

Durante esta jornada, la defensa de Hernán Calderón Argandoña presentó ante el 4° Juzgado de Garantía de Santiago una cautela de garantía y un amparo judicial acusando eventuales tratos «inhumanos» que habría sufrido el joven durante su prisión preventiva en la Clínica Psiquiátrica El Cedro, ubicada en la comuna de La Reina.

El abogado de «Nano» Calderón denunció que personal de Gendarmería de Chile, a cargo de la custodia del joven, lo ha mantenido engrillado de pies y manos, día y noche, y que el joven no podría caminar ni salir de la pieza, además de permanecer incomunicado y sin recibir tratamiento médico.

Ante esto, la Asociación Nacional de Suboficiales y Gendarmes (Ansog) descartó estos «tratos crueles e inhumanos» contra Hernán Calderón Argandoña. Fue el Sargento Primero de Gendarmería y tercer director en Ansog, Carlos Fernández, quien pidió «encarecidamente a la defensa del imputado no criminalizar la labor que está realizando nuestro personal que está apostado en el servicio del hospital».

Asimismo, señaló que «lo que pedimos es no seguir haciendo de esta victimización un elemento para indisponernos como gendarmes. Lo que se manifiesta es una acusación muy grave».

«Esta es una labor que estamos haciendo por ley. Aquí se acusa de tratos crueles, de malos tratos, de tormentos prácticamente. Si hoy día (el imputado) está con medidas de seguridad de pies y manos, es porque estamos buscando cumplir con el protocolo que es igualitario ante la ley para todas las personas que se encuentran en la calidad en la que se encuentra el imputado Calderón», puntualizó.

Últimas Noticias