Comparte

La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, junto a la intendenta de Coquimbo, Lucía Pinto, el seremi de Salud de la región, Alejandro García, el general del Ejército, Pablo Onetto y el alcalde de La Serena, Roberto Jacob, presentaron un nuevo plan de refuerzo de 30 nuevos fiscalizadores que se encargarán de inspeccionar que locales comerciales, servicios, constructoras y predios agrícolas cumplan las medidas sanitarias respecto al COVID-19.

“Hemos visto que en las comunas que están en cuarentena en la región, como La Serena y Coquimbo se están infringiendo muchas de las medidas sanitarias que son para evitar el contagio, por eso le pedimos a Seremi que reforzara la cantidad de fiscalizaciones diarias para poder frenar el COVID-19”, comentó la subsecretaria quien además agregó que en la región se han realizado más de 94 mil fiscalizaciones y más de 2.500 sumarios sanitarios.

“Con esta nueva dotación de personal, tendremos 69 personas que diariamente fiscalizarán los distintos puntos de la región para que se cumplan las medidas sanitarias y podremos reforzar la búsqueda activa de casos. Solo trabajando en conjunto y coordinados con el ministerio, podremos lograr mantener controlado el COVID-19”, explicó el seremi de Salud, Alejandro García.

La subsecretaria también hizo un llamado a usar razonablemente los permisos semanales, sobre todo respetando el tiempo entregado a adultos mayores y niños.

“Se debe hacer buen uso del permiso semanal. Los adultos mayores y los niños tienen días y horarios establecidos para salir y se deben cumplir. Las personas que deben hacer cuarentena por ser contacto estrecho o caso confirmado, no pueden salir de sus hogares. Debemos usar las mascarillas, cuidarnos. Podemos enfermar gravemente, podemos morir si no nos cuidamos”, enfatizó Daza.

Últimas Noticias