Este lunes el municipio de Viña del Mar presentó una demanda en contra de la ex alcaldesa Virginia Reginato y el ex-administrador municipal, Claudio Boisier, con la que buscan la restitución de más de $879.240.239.

La crifra corresponde a los pagos de intereses y multas en los que incurrió la Corporación Municipal Viña del Mar para el Desarrollo Social (CMVM) por el no pago oportuno e íntegro de las cotizaciones de los trabajadores de la entidad, entre el 2016 y 2021.

La acción judicial es encabezada por la alcaldesa Macarena Ripamonti, en su calidad de presidenta del directorio de CMVM, y fue reiterada este lunes ante el Segundo Juzgado Civil de Viña del Mar, tras ser notificada a los demandados.

La alcaldesa subrayó que “tenemos el compromiso de perseguir, buscar y ayudar a la indagación de cualquier delito y, si es necesario, embargar hasta el florero de quienes hayan puesto en riesgo las finanzas del municipio y, al fin del día, de toda la comunidad de Viña del Mar”.

El Director Jurídico de la CMVM, Abbas Abi Raad, explicó que “en el marco de la estrategia judicial tendiente a solucionar, el artículo Nº 60 de la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, permite perseguir el pago en exceso  en el que incurre la Corporación por el pago tardío de las cotizaciones previsionales”.

La demanda, establece que “la deuda ($879.240.239) se genera durante el período alcaldicio de Virginia Reginato, e involucra a Claudio Boisier, en su calidad de Gerente General de la Corporación Municipal y luego como Administrador Municipal».

«En estas funciones, ambos tuvieron directa injerencia y responsabilidad en el pago de las cotizaciones previsionales”. se añade en el documento.

En el libelo se especifica que el no pago íntegro y oportuno de las cotizaciones previsionales generó una deuda por intereses y multas de más de $273.194.111 millones.

A lo anterior se suma que durante el período 2018-2021, el ex Administrador Municipal dejó de entregar la subvención que estaba comprometida por el Municipio a la Corporación para el pago de las cotizaciones previsionales, generando una deuda de $606.046.128 millones.

Por ello, el monto final a cobrar considera “reajustes, intereses y costas, específicamente por las multas generados por no haberse pagado oportuna e íntegramente, las cotizaciones previsionales del personal dependiente de la Corporación Municipal, entre el año 2016 y 2021” explica el escrito.

Agencia Uno