Comparte

En Aldeas Infantiles SOS Chile viven temporalmente más de 150 jóvenes desde Arica a Ancud, quienes están en la organización por una medida de protección de los tribunales de familia, dado que sus familias multiproblemáticas no tienen las capacidades para su cuidado y protección.  Tras 18 meses de pandemia, y en línea con la discusión que se está dando en la Convención Constitucional sobre la posibilidad de dar espacios de participación para amplificar la voz de los jóvenes, Aldeas Infantiles SOS decidió adelantarse y desarrolló el primer Encuentro Nacional de Juventudes en el Cajón del Maipo, cuyo lema fue “Acompañando juventudes, transformando realidades”. En la instancia participaron adolescentes y jóvenes provenientes de los 12 Programas de Chile.

Cristofer Ayán (19), Presidente del Comité De Jóvenes de la Aldea de Ancud, comentó que pudo plantear la importancia del apoyo organizacional y del Estado a quienes van a cumplir 18 años para prepararlos para la vida adulta. “Algunos de nosotros a veces tenemos temor de enfrentar la vida fuera de la Aldea. Lo que queremos es que nos sigan apoyando una vez que seamos mayores de edad, dado que uno forjó afectos aquí que quedan para toda la vida. Por eso, es importante que instancias como éstas continúen repitiéndose para las futuras generaciones. Yo quiero ser periodista y para lograrlo uno necesita mucho apoyo”.

Durante los tres días que duró el encuentro, los jóvenes en compañía de los encargados de jóvenes de algunos programas, realizaron un trabajo en equipo mediante dinámicas de juego, cenas grupales e instancias reflexivas sobre el importante rol que cumplen ellos en la sociedad y sus proyectos futuros. Euclides Molina, Encargado Nacional de Jóvenes y coordinador de esta instancia, comenta que ellos y ellas se mostraron muy interesados en conocer a sus pares de otras regiones, intercambiar experiencias, conocer nuevas realidades y desarrollar un mayor sentido de pertenencia.

“En Aldeas Infantiles SOS nos ocupamos de que las y los jóvenes y adolescentes tengan más espacios para poder hablar, que los adultos y tomadores de decisiones los escuchen y así generar un impacto positivo en sus vidas, autoestima y valoración personal. Ellos quieren sentir que lo que dicen es importante para toda la organización. Eso tiene que ver con no solo escuchar sus inquietudes, sino que hacer cambios programáticos para que ellos y ellas se conviertan en los protagonistas de sus vidas”, comenta Euclides.

 Las principales conclusiones de este Encuentro fueron las siguientes:

– Se comprometieron a iniciar procesos locales en sus Programas para incentivar la participación de adolescentes y jóvenes, donde se iniciará la conformación de Comités Locales para que todos estén comunicados y conectados, en un marco de intereses en común. Así mediante esta articulación sean escuchados por los equipos y directores de cada Programa y participen activamente en todos sus procesos al interior de la Aldea.

– El otro año se comenzará a crear el Comité Nacional de Jóvenes, tras los resultados de los procesos locales con el objetivo de que esté conformado en su totalidad y funcionando para el año 2024.

– Además, se socializó los tres componentes de la Estrategia Nacional de Juventudes con los participantes.

Aldeas Infantiles SOS trabaja hace 56 años en Chile para que todo niño, niña, adolescente y joven ejerza su derecho a vivir en familia y entrega cuidado transitorio, protector y de calidad para que cada uno de ellos logre desarrollar su potencial y convertirse en la mejor versión de sí mismo. Los niños y familias que llegan a sus 13 Programas de Acogimiento Residencial lo hacen mediante una medida de protección emanada por un tribunal de familia y se busca que los niño y jóvenes están el menor tiempo posible en la organización, buscando reintegrarlos a sus familias de origen y en aquellos casos que no es posible, prepararlo para su vida independiente y adulta.

Conoce más de la organización y aporta en la vida de un niño o joven en www.aldeasinfantiles.cl

Últimas Noticias