Este miércoles el Colegio Médico Veterinario (Colmevet) presentó formalmente un recurso de protección en contra del Instituto de Salud Pública (ISP), esto luego de que «prohibiera la preparación en recetario magistral del Trilostano en medicina veterinaria», situación que la entidad desmintió categóricamente a través de un comunicado.

En ese sentido el ISP aseguró que «no está entre sus facultades el prohibir» el uso de dicho medicamento, ya que «su ámbito de acción son los productos farmacéuticos para uso humano, no así los productos de uso animal».

Por otro lado argumentaron que sus inspectores detectaron «la elaboración y fraccionamiento de medicamentos para uso veterinario en un recetario magistral destinado a la manipulación de medicamentos de uso humano, lo que se encuentra expresamente prohibido».

De esta forma la medida tomada por el Instituto «no impide que este tipo de productos, cuando están registrados para uso veterinario en Chile, sean elaborados en recintos autorizados por el Servicio Agrícola y Ganadero».

El ISP sostuvo además que su rol es «controlar o minimizar todos los posibles riesgos de error, confusión o contaminación» en la elaboración de medicamentos. El manipular productos de uso veterinario en conjunto con productos de uso humano, pone en riesgo las garantías de calidad necesarias».

Finalmente el comunicado afirma que se ha decidido suspender la medida de prohibición de elaboración de medicamentos en base a Trilostano en el recetario magistral visitado».