La ministra del Interior y Seguridad Pública, Izkia Siches, anunció el reforzamiento de Carabineros con la incorporación a la dotación policial de 700 nuevos uniformados. 

Las comunas que recibirán a los nuevos uniformados son Maipú, Recoleta, Pudahuel, Quilicura, Renca, Cerro Navia, Huechuraba, Puente Alto, San Bernardo, La Pintana, Estación Central y Santiago. En regiones, Arica, Iquique, Coquimbo, Valparaíso y Concepción. 

El gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, destacó la iniciativa, pero insistió en la necesidad de contar con un plan de seguridad que involucre a más actores.

«Cada nuevo carabinero que se suma al combate de la delincuencia es una buena noticia para la región y el país. Pero más que un plan de seguridad, esto es una medida específica. El Gobierno no puede asumir esta difícil tarea en solitario. Como Gobierno Regional entregamos una propuesta de acción integral y no hemos tenido respuesta aún desde el Gobierno. Creo que se está al debe todavía en el combate a las mafias del comercio ambulante», dijo el gobernador. 

“Las mafias del comercio ambulante no se combaten comuna por comuna. O hay una estrategia integral de la región o simplemente estamos perdidos. Para la propuesta que le hicimos al Gobierno invitamos a las policías, fiscales, municipios, Aduanas, Servicio de Impuestos Internos, Servicio de Salud. Le he pedido a la ministra del Interior que nos diga que rol quiere que juguemos. Una ministra del Interior no puede estar preocupada del barrio Meiggs, deber estar preocupada de Chile», añadió.

«Nosotros estamos todos los días en las calles, hablando con los alcaldes y alcaldesas, queremos coordinar este esfuerzo porque las mafias del comercio ambulante están matando a la ciudad de Santiago», puntualizó la autoridad.

“No vamos a tener una labor eficaz en el territorio, especialmente con grupos armados, si las policías no sienten el respaldo de la ciudadanía y también de la clase política y de las autoridades», planteó Orrego.

Finalmente, declaró que «ninguna institución por sí sola va a solucionar este problema de orden público y seguridad que tenemos en la región. Lo que hemos visto estos días con personas armadas que responden a balazos a cualquier conflicto, no solo me preocupa, sino que también me ocupa. Si queremos enfrentarlos debemos tener coordinación con todos los actores».