El diputado Cristián Araya, integrante de la Comisión de Seguridad de la Cámara Baja, expresó este jueves sus condolencias a la familia del carabinero asesinado en un procedimiento policial en Chillán.

«Una vez más la delincuencia y el crimen organizado dejan un mártir de Carabineros, a un hijo recién nacido sin su padre y a una mujer sin su marido», declaró.

«Lamento profundamente esta dolorosa pérdida, expreso mi solidaridad a su familia y entorno, y quiero decirles que como parlamentario que valora profundamente la sacrificada labor que cumplen a diario nuestros carabineros en todo Chile, no descansaré hasta lograr que se apruebe la Ley Naín, y así endurecer las penas y quitar beneficios a los cobardes que atenten contra los policías», añadió el legislador.

Precisamente esta iniciativa legal se discutió ayer en la Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados, la que en su propuesta central busca aumentar las penas que contempla hoy la legislación para quienes agreden y atacan a policías.

«Estamos viendo un aumento exponencial de la violencia y delincuencia en el país, con nuestras policías sobre exigidas y exponiendo a diario su integridad para resguardar la seguridad de los ciudadanos. Lo mínimo que merecen es que se respalde su trabajo, se le entreguen todas las herramientas legales para que se puedan desempeñar de forma eficiente y segura, porque ellos, al igual que nosotros, también son ciudadanos», puntualizó Araya.

El congresista emplazó al Gobierno a terminar con lo que califica de «doble estándar» del Ejecutivo en esta materia, «ya que por un lado dicen que van a enfrentar con fuerza la delincuencia y la violencia, pero al mismo tiempo, ejercen acciones que alientan la impunidad de los delincuentes y vándalos», enfatizó el diputado.

«No puede ser que en Chile salga casi gratis agredir o matar a un policía. Son ellos los que representan la ley y tienen la compleja misión de resguardar el orden público, el estado de derecho y la democracia. Por lo que atentar contra uno de ellos, debe tener penas severas, de manera que los delincuentes sepan que como sociedad valoramos la labor policial y se castiga de forma grave ataques en su contra», finalizó Cristián Araya.