Luego de que la Federación Nacional de Trabajadores Subcontratados (Fenatrasub) desmintiera a la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) sobre una posible reanudación de las operaciones en la planta de refinería Biobío y en el terminal marítimo San Vicente, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, respondió sobre la situación.

Este sábado tras la reunión que sostuvo con un grupo de dirigentes y representantes de las organizaciones gremiales de los camioneros de las empresas forestales en Los Ángeles, Biobío, Monsalve dijo que “el compromiso con los trabajadores está fuera de duda por parte del Gobierno, pero eso no implica que ese compromiso tenga que hacer que el Gobierno renuncie a tareas que son de carácter estratégico para el conjunto del país“.

“En 60 años de historia de Enap, en que siempre ha habido presencia sindical importante, casi de 100% de sindicalización, nunca un sindicato había bloqueado los accesos a la empresa Nacional del Petróleo. Todos entienden que es una empresa de carácter estratégico”, dijo el subsecretario.

A reglón seguido, señaló que “no es posible considerar como medida de presión, por muy legítimas que sean las demandas de los trabajadores, incluso aunque compartamos las demandas de los trabajadores, no podemos compartir con ellos que sea una herramienta legítima bloquear el ingreso a una empresa estratégica que coloca en riesgo la estabilidad de muchas regiones”.

“Por lo tanto ayer hemos instruido y se ha dado también un plazo… Me he reunido ayer en La Moneda con los gerentes de Enap, con el subsecretario de Trabajo, de Energía. Instruimos que se constituya una mesa en torno a la Dirección del Trabajo en la cual concurrieran las empresas contratistas, porque son trabajadores contratistas, hemos exigido que se sienten a la mesa en torno a la mediación de la Dirección del Trabajo. Hemos pedido que Enap se siente a la mesa. Si no se llega a un acuerdo, consideramos que es inaceptable bloquear los ingresos de una empresa de carácter estratégico”, sentenció.

Consultado sobre las medidas que aplicará el Gobierno, Monsalve fue enfático en decir que el gobierno del Presidente Gabriel Boric “tiene una gran voluntad de dialogo y tiene presente en su esencia los derechos de los trabajadores”.

Consultado sobre nuevas querellas, Monsalve no se refirió directamente pero agregó que “no vamos a renunciar a la necesidad de garantizar el adecuado funcionamiento de empresas que son de carácter estratégico y cuyo funcionamiento afecta a los sectores más vulnerables, genera caos, desorden, sensación de falta de capacidad de tomar decisiones”.

Por lo tanto, “nosotros vamos a garantizar el funcionamiento de Enap. Para eso el Estado de Derecho le entrega una serie de herramientas al Gobierno y el Gobierno no renuncia a ninguna herramienta para proteger el normal funcionamiento del país”.