Comparte

El fiscal de La Araucanía, Roberto Garrido, confirmó que en el ataque armado ocurrido este martes contra trabajadores en Lumaco se utilizaron «fusiles de guerra», afirmando además que se trató de una «emboscada».

«Las evidencias balísticas indican que al menos se usaron tres tipos de armamentos. Hay unas calibre 12 de escopeta, calibre 9 de pistola y también, como en otros hechos, se ha logrado recuperar evidencia balística del uso de fusiles, calibre 7.62, armamento de guerra», detalló en conversación 24 Horas.

En este sentido, indicó que «por el número de impactos que registra el bus, el armamento usado, uno podría pensar que el desenlace fatal fue menor dentro de lo que se podría haber esperado. Fue muy grave, podrían haber más personas graves o que perdieran la vida».

«Por la forma de actuar posiblemente son más de tres personas las que participaron, no es una acción fortuita, es preparada, es una emboscada porque no hay advertencia», complementó el persecutor.

Asimismo, el fiscal explicó que se trata de un «sector aislado, no está en los caminos principales, no hay protección en esa zona. No había patrullaje en ese lugar».

«Con el análisis de las cifras, el Estado de Excepción provoca desplazamiento de hechos de violencia a sectores que están menos resguardados, es lo que ocurrió hoy», planteó finalmente.

Últimas Noticias