Carabinero
Agencia Uno - Carabineros de Chile.
Comparte

"Condenar categóricamente el asesinato del cabo Segundo David Florindo Cisternas, y transmitir nuestras condolencias y nuestro sentido pesar a su familia, a sus amigos, a sus seres queridos y por cierto a sus camaradas y compañeros de unidad".

Fueron las primeras palabras del Director General de Carabineros, Ricardo Yáñez, tras el asesinato de uno de los funcionarios de la institución durante la tarde de este viernes en la comuna de Pedro Aguirre Cerda.

La autoridad señaló que "hoy asesinaron a un carabinero, a un chileno, a un padre, a un hijo y a un esposo. No puede tener costo cero, no puede ser gratis, porque pareciera serlo".

Asimismo, recordó que hace dos semanas en Coquimbo fueron "brutalmente agredidos" dos carabineros, donde "la ciudadanía salió a apoyarlos y hoy los autores están libres".

Es por esto, que exigió "a los demás actores y a la sociedad en su conjunto que hagan su trabajo y entreguen las señales que la sociedad entera necesita".

"Porque pareciera ser que agredir a un carabinero hoy en día está normalizado y eso los delincuentes lo saben", manifestó.

En esa línea se preguntó: ¿Cuántos carabineros más deben morir?, ¿cuántos carabineros más deben entregar su vida?".

Junto a esto, el General Yáñez enfatizó que "merecemos y exigimos el mismo trato, sentido de urgencia y equidad para lograr detener e identificar a los responsables, porque somos chilenos y somos personas igual que todos".

Solicitud al Parlamento a endurecer penas

La máxima autoridad de la institución hizo un llamado al Congreso a que "tomen cartas en el asunto" para endurecer las penas a quienes agreden a algún carabinero.

"Hace años estamos solicitando que las penas para quienes agreden a los carabineros sean más duras y efectivas y se cumplan", dijo.

"Por eso hago un llamado al Parlamento para que tome cartas en el asunto y legislen en esta materia, es urgente y es necesario", aseveró.

También mencionó que en menos de un mes, "me ha correspondido, junto a una institución entera, llorar, lamentar y despedir a tres carabineros, a Breant en Chillan, a Tiznado en La Florida y ahora Florido en Pedro Aguirre Cerda".

"Dos hijas, una de seis años y otra de seis meses, quedan sin su padre, ojalá que esta no sea una noticia más", indicó.

Asimismo, declaró que "ojalá que se tome conciencia que matar a un carabinero es traspasar la defensa que existe entre los delincuentes y la sociedad.

Finalmente, informó que "hemos desplegado y dispuestos nuestros mejores medios y recursos para lograr identificar y detener a los responsables de este crimen, de este asesinato que enluta nuevamente a Carabineros de Chile".

Últimas Noticias