Comparte

El presidente del Consejo para la Trasparencia (CPLT), Francisco Leturia, es crítico con la existencia del rol de «Primera Dama» en la actual institucionalidad.

En entrevista con «La Mañana de Agricultura», dijo que «tú no puedes a estar obligado u obligada por el solo hecho de tener un vínculo amoroso con una persona que se dedica a la política a asumir una pega. Nadie te pregunta si te gusta o no, si quieres hacerlo o no, o si tienes las competencias para asumir la dirección de una serie de fundaciones que se dedican a cosas súper importantes y de muy diverso tipo».

Con respecto al «error administrativo» de La Moneda sobre el cambio de nombre de «Primera Dama» a «Gabinete de Irina Karamanos», sostuvo que «una de las grandes cosas positivas del chascarro de ayer es que hoy día pusimos el ojo en esas fundaciones, pusimos el ojo a lo que se llama cargo de Primera Dama, sabemos cuánta plata se gasta en él y estamos mucho más cerca de solucionarlo. No se va a poder dejar el tema así como está sin arreglarlo por mucho tiempo más».

El abogado, al igual como dijo el Mandatario en campaña, sostuvo que «si el Presidente Boric hubiera cumplido la promesa prontamente, todavía puede hacerlo y yo creo que lo va a hacer… y lo hubiese cumplido el primer día ninguno de estos problemas hubiesen existido. Todos en Chile estamos de acuerdo que esa es una institución retrógrada y hay que abolirla, que hay que terminarla«.

En cuanto a las competencias descritas en el documento sobre el «Gabinete de Irina Karamanos» que quedó sin efecto, el presidente del CPLT dijo que «en el papel parece que se le dan nuevas funciones, pero en realidad no es legalmente posible ni constitucionalmente posible, que por un decreto exento no puedes crear un órgano y darle funciones que son propias de un ministerio a un cargo que ni siquiera tiene existencia legal».

En ese sentido, apuntó que «si hubo una ilegalidad, fue atribuirse esa potestad de parte de la persona que hizo y firmó ese documento, pero no tenía posibilidad de convertirse en cierto, porque era demasiado fuera de sus facultades».

Asimismo, señaló que las fundaciones que maneja el rol de la Primera Dama deberían asociarse con otras instituciones del estado y que «Irina lo que tiene que hacer es lo que tienen que hacer todos los chilenos, que es buscarse un trabajo, hacer una pyme, acompañar al presidente protocolarmente que el Presidente le pide que lo acompañe, pero nadie tiene un derecho per sé a tener un lugar en el Estado por el hecho de tener una relación sentimental con el Presidente, con un ministro, con quién sea».

«Tendrá que buscarse una vida o de verdad acompañar al Presidente, que me parece muy bien, tengo una buena opinión de ella y de las intenciones que tienen… me parecería muy bien que acompañara protocolarmente al Presidente, pero no que administrara muchos millones de dólares en temas sensibles por el solo hecho de tener una relación sentimental que, como todos sabemos en los tiempos que corren, pueden terminar», agregó.

«Ella que sea dueña de su propia vida. Si ella quiere trabajar en el Gobierno u otra cosa, que se busque un espacio, pero sin privilegios», concluyó.

Revisa parte de la entrevista aquí:

Últimas Noticias