Cedida por Ministerio de Bienes Nacionales
Cedida por Ministerio de Bienes Nacionales
Comparte

Tras varios años de negociaciones, el Gobierno y el Ejército lograron un acuerdo para que terrenos administrados hasta ahora por esta rama de las Fuerzas Armadas, se destinen a la construcción de viviendas sociales en Lonquimay.

Esto beneficiará directamente a 296 familias de esta comuna pertenecientes a los comité Valle de Araucarias, Villa Cordillera, Pirren Mahuida y La llave Soñada.

Las gestiones del terreno se concretaron el pasado jueves, donde se estableció que un sector del inmueble “El Naranjo”, que era parte del cuartel Lonquimay y que cuenta con una excelente ubicación, con alta conectividad y acceso a servicios básicos, se usará para la construcción de viviendas sociales.

De tal modo que el Ejército trasladará al sector del Fundo Ranquil sus labores de instrucción y entrenamiento, donde podrá cumplirlas de manera más adecuada.

La ministra de Bienes Nacionales, Javiera Toro, puso el acento en que este acuerdo “representa el mandato que nos ha dado el Presidente Boric de tener una mayor coordinación entre las instituciones, de tener un Estado que sea más eficiente, y que, finalmente, se comporte como un Estado, porque los terrenos fiscales que a nosotros nos toca administrar, tenemos la responsabilidad de que sirvan para todos los fines sociales”.

“Este es el primero de una serie de acuerdos, que esperamos llegar con otras instituciones, también con el Ejército con quien estamos trabajando para, justamente, las diversas instituciones estén al servicio y a la altura de las necesidades del país”, agregó.

Acto seguido, la ministra de Defensa, Maya Fernández, destacó que es una "linda noticia para 296 familias que van a poder tener su casa. Este ha sido un trabajo muy coordinado desde el Ministerio de Defensa, el Ejército, Bienes Nacionales y la Municipalidad de Lonquimay, que nos permite hoy dar este paso tan importante para beneficiar a más de mil personas de la comuna".

Últimas Noticias