Los diputados DC Gabriel Silber, Gabriel Ascencio y Manuel Antonio Matta hicieron este martes un llamado “a la Presidencia de la República a tener un poco de empatía con la gente que lo está pasando mal en la pandemia y que está pasando hambre, y que deje sin efecto la millonaria orden de compra de productos gourmet”.

Esto hace referencia a la información publicada por el diario La Segunda, en donde se detalla una licitación de productos como caviar de salmón, mousse de pato y paté de jabalí, adjudicada el 18 de mayo, por un presupuesto total de $100 millones.

En la publicación se detalla que en las bases administrativas se lee que Presidencia “pagará al contratista mensualmente por el suministro de productos gourmet de acuerdo al monto ofertado en el anexo económico, sumando las ampliaciones de contrato si las hubiere, previa visación de la jefa de departamento. El monto ofertado por la empresa ganadora, C. G Demercad SPA fue de $1.781.454 y el contrato corresponde por 12 meses. 

El diputado Gabriel Silber señaló que “este es un descriterio mayor, uno más que comete este Gobierno, ya que nadie puede entender ni menos justificar que en tiempos de pandemia, de sufrimiento, el gobierno ordene la compra de este tipo de productos”.

“El 8 de abril pasado, el gobierno anunció que habría un recorte de gastos superfluos en ministerios y servicios públicos debido a la pandemia que incluía un estricto seguimiento a las compras públicas y contrataciones, reducción en gasto de materiales de oficina, telefonía celular, viajes, recorte en gastos de ceremonial y protocolo, se prohibirían durante este año las celebraciones generales y aniversarios”.

“Por ello, acudiremos a la Contraloría para que analice la procedencia de estos gastos realizados el 18 de mayo, a la luz de la circular número 15 del Ministerio de Hacienda, del 9 de abril que estableció el marco de reducción de gastos en todo el estado”.

Por su parte, el diputado Gabriel Ascencio dijo que “el gobierno nuevamente se supera a sí mismo y comete una torpeza tras otra torpeza. Esta compra que conocimos hoy, que es por 12 meses, es una burla y una provocación para todos los chilenos, especialmente para los que están pasando hambre en estos días”.

“Nuevamente vemos que el gobierno se burla de los chilenos, vemos que establece normas de recorte de gastos que son para todos, menos para la Presidencia de la República y esto ya es escandaloso”.

Finalmente, el diputado Manuel Antonio Matta dijo que “nadie puede entender que con recursos públicos, que pueden ser destinados a ayudar a la gente, se esté comprando este tipo de productos gourmet Realmente esto demuestra la desconexión e indolencia del gobierno con la gente”.

“La encargada del Repostero Presidencial, en mayo de este año, en plena pandemia, con una resolución de reducción de gastos en todo el estado y sin que se esté realizando ninguna recepción oficial ni actos oficiales, realiza esta compra mensual, y que se repetirá durante 12 meses lo cual a todas luces es un descriterio mayor que debe ser corregido”.