Comparte

Este jueves la alcaldesa de Viña del Mar, Macarena Ripamonti, se refirió al sumario que realizó la Contraloría por las infracciones que se encontraron a la concesión del Casino Municipal por parte de la administración de Virginia Reginato.

En ese sentido, la autoridad reconoció que «no es agradable tener que dar noticias por la mala administración anterior», comentando además quédese el órgano les dieron «un plazo de 30 días para cursar multas, iniciar juicios civiles» y recuperar dinero por las irregularidades relacionadas a la concesión.

«Nos gustaría concentrarnos en nuestro trabajo, pero no podemos decir eso cuando a pocas horas de haber asumido en el mes de julio, fuimos notificadas por la Contraloría Regional de una investigación, en ese entonces secreta, por incumplimientos graves del concesionario Antonio Martínez y del municipio relativo a la concesión del Casino de Viña del Mar», expresó al respecto la edil.

Sobre la misma Ripamonti agregó que «son más de nueve puntos, pero lo más grande es relativo al fondo de indemnización de los trabajadores de más de $1.300 millones, que se ocupa para finiquitos, y fueron pagados y utilizados en contra de los informes de nuestra Unidad de Control, que decía que no debían utilizarse y el municipio no hizo ninguna acción de cobro para recuperar ese dinero».

«Otro de los incumplimientos graves es relativo a la tolerancia que tuvo el municipio sobre la liberación del pago de las entradas de manera irregular al Casino, por un perjuicio de más de $1.600 millones», destacó.

Finalmente la jefa comunal cerró el tema confirmando que «la Contraloría nos notificó el día de hoy y nos dio un plazo de 30 días para cursar las multas, iniciar los juicios civiles, recuperar los más de $1.300 millones del fondo de indemnización y los $1.600 millones de entradas y, por supuesto, cobrar la boleta de garantía de fiel cumplimiento que es de alrededor de $500 millones, lo que hicimos al día de hoy antes del cierre del día bancario».

Últimas Noticias