La Sala del Senado aprobó durante la jornada de este lunes el proyecto que financia la Pensión Garantizada Universal (PGU), con 29 votos a favor y una abstención.

De esta manera, la iniciativa que reduce o elimina las exenciones tributarias fue despachada a la Cámara de Diputados, quedando en condiciones de cumplir su tercer trámite.

Específicamente, la propuesta que recaudará casi 0,70 puntos del PIB para financiar la PGU aborda las siguientes exenciones:

  1. Exenciones en el mercado de capitales: gravar el mayor valor obtenido en la enajenación en bolsa de determinados instrumentos con presencia bursátil.
  2. Exenciones en el mercado inmobiliario: a) Eliminación del crédito especial a las empresas constructoras. b) Eliminación de beneficios de viviendas DFL 2 adquiridas antes del año 2010.
  3. Afectación con IVA a las prestaciones de servicios.
  4. Seguros de vida. Se establece la afectación con Impuesto a las Herencias y Donaciones, todos los beneficios obtenidos en virtud de contratos de seguros de vida celebrados desde la publicación de la ley, salvo de los seguros de invalidez y sobrevivencia del decreto ley N° 3.500, de 1980.
  5. Exclusión del pago de la sobretasa de impuesto territorial a los bienes de propiedad del Fisco.

Según explicó la presienta de la Comisión de Hacienda, Ximena Rincón, esta norma “busca hacer más simple el sistema tributario respecto a la utilización de varios instrumentos del mercado de capitales, el inmobiliario, aquellos que afectan el IVA y el mercado del lujo, entre otros”.