Este miércoles, en el Salón de Honor del Congreso Nacional, se llevó a cabo una actividad liderada por la Fundación Deportistas por un Sueño, donde parlamentarios de todos los sectores políticos pudieron compartir con niños y adolescentes con enfermedades crónicas terminales.

Al respecto, el congresista Juan Irarrázaval comentó que “la política suele ser muy áspera, por eso se agradece mucho la oportunidad de ser parte de esta iniciativa. Hoy, en medio de tanta violencia, se hace invaluable esto que nos recuerda que los chilenos les debemos todo a nuestras madres. Es por ellas que estos niños viven la vida. Gracias a la Fundación Deportistas por un Sueño por apoyarlos”.

Por su parte, el diputado Agustín Romero valoró la oportunidad y enfatizó en que “tenemos tantas deudas como país en materia de salud, sin duda es importante visibilizar la situación que viven miles de familias y niños con enfermedades complejas, quienes día a día deben sortear una serie de  dificultades para poder tener los cuidados que necesitan. Es necesario que avancemos en leyes que nos permitan garantizar una mejor calidad de vida y acompañar a los niños con este tipo de diagnóstico”.

Finalmente, el legislador Stephan Schubert recalcó que “es realmente emocionante recibir la visita de la Fundación acá en el Congreso. El trabajo que realizan las organizaciones de la sociedad civil es fundamental  y en este caso el acompañamiento que ellos hacen a los padres y  niños con enfermedades crónicas terminales es de vital importancia. Debemos tomar más protagonismo en estos temas y generar las políticas públicas necesarias”.

El objetivo de la Fundación Deportistas por un Sueño es mejorar las condiciones de vida y velar por los derechos de los niños y adolescentes con enfermedades terminales, cuya misión es compartida por diversas autoridades y congresistas.