Agencia Uno
Comparte

La Junta Nacional de la Democracia Cristiana tomó una decisión este miércoles y optó por inclinarse hacia la opción "Apruebo" en el Plebiscito de Salida del 4 de septiembre.

La secretaria nacional del partido, Cecilia Valdés, informó que con una "participación de un 83,74% de esta Junta Nacional", la opción Apruebo obtuvo 216 votos, correspondiente al 63,53%, mientras que la opción Rechazo registró 124 votos, correspondiente al 36,47% de los votos.

El presidente de la Democracia Cristiana (DC), Felipe Delpín, valoró la votación realizada y aseguró que "ha sido un tiempo duro, muy fuerte. Hemos convocado a la Junta Nacional para que nuestras bases, nuestros delegados, presidentes comunales, presidentes regionales, consejeros nacionales, tuviéramos un debate profundo".

"Esta fue la culminación de todo un proceso. Hace dos meses que la Democracia Cristiana, a propuesta de nuestra Mesa, inició un camino de pedagogía, de reflexión, de análisis, de debate respecto, primero, del borrador que se nos estaba presentado, y luego con la propuesta de la nueva Constitución", agregó.

En este sentido, afirmó que "hoy día culminamos y en una Junta absolutamente legitimada, en una Junta validada por nuestro órgano, como es el Tribunal Supremo. El partido Demócrata Cristiano ha tomado una decisión y esa decisión es aprobar la propuesta de nueva Constitución".

"Queremos hacer un llamado a todos los camaradas, a todos los demócrata cristianos, a sumarse a esta tarea. Respetamos, valoramos todas las opiniones, todos los camaradas se han planteado de una forma legítima, respetuosa, buscando sin lugar a dudas lo mejor para el país", señaló, agregando que "todos los demócrata cristianos queremos una nueva Constitución".

"Todos los demócrata cristianos queremos avanzar para un Chile más justo, más digno, más fraterno. Esta nueva Constitución, desde nuestra mirada, ofrece eso. No es la Constitución perfecta, como no lo debe ser ninguna en el mundo, sin embargo, como toda ley y la Constitución lo es, es una ley, una Carta Magna que puede ser perfectible, hacia allá queremos avanzar", puntualizó Delpín.

Asimismo, dijo que "queremos tener una Carta que nos una, una Constitución en donde todos los chilenos nos sintamos acogidos. Una Constitución en donde los más pobres, los más vulnerables sientan que esa es su Constitución y que les ofrece seguridad, les ofrece derechos, les ofrece una mejor vida hacia el futuro. Que las mujeres se sientan que son incorporadas paritariamente en este Estado. Que la naturaleza y el medio ambiente es un derecho y que lo debemos proteger para nosotros, pero principalmente para nuestros jóvenes, para nuestros niños".

"Una Constitución que valora a los trabajadores y a los sindicalistas; una Constitución que realza los Derechos Humanos; una Constitución que protege a niños, niñas y adultos mayores. Esa es la Constitución que esperamos que pueda estar a disposición de todo nuestro país después de 4 de septiembre", insistió.

Finalmente, le envió un mensaje a "aquellos que han manifestado una posición más dura en algún momento" y los invitó a "ser demócratas hasta que nos duela y respetar lo que la Junta Nacional de la Democracia Cristiana ha hablado, nuestro máximo órgano de decisión partidaria. Todos debemos respetar lo que ha dicho el pueblo demócrata cristiano".

"A partir de hoy comenzamos a trabajar para convocar al pueblo chileno, a aquellos que creen, que han confiado, que le han dado el apoyo a la Democracia Cristiana, a decir: ‘El 4 de septiembre aprobamos, porque queremos una Constitución que mire hacia el futuro, que mire hacia el siglo XXI, una Constitución moderna, que piensa en la gente y principalmente en los sectores más populares'", cerró.

Últimas Noticias