Agencia Uno
Comparte

Durante esta jornada se dio a conocer que diversos exministros, artistas y académicos firmaron una carta en la que critican la propuesta de nueva Constitución, apoyando la opción Rechazo en el Plebiscito de Salida del próximo 4 de septiembre.

Soledad Alvear, Ignacio Walker, Eduardo Aninat, Vivianne Blanlot, René Cortázar, y José Pablo Arellano, fueron algunos de los exsecretarios de Estado que respaldaron esta misiva, que fue impulsada por el exrector de la Universidad Católica de Valparaíso, Claudio Elórtegui, y el abogado y escritor Carlos Franz.

El texto además fue apoyado por el sociólogo Eugenio Tironi; el exdirector del Museo de la Memoria, Ricardo Brodsky; y el actor Álvaro Rudolphy, entre otros.

En el texto se indica que el "25 de octubre de 2020, con una abrumadora mayoría de un 78,28%, las chilenas y chilenos elegimos terminar con la Constitución vigente. Ese mismo día, con un 79%, optamos, también, porque fuera una Convención Constitucional, democráticamente elegida, la que redactara una nueva Carta Magna".

"Se abría así una oportunidad histórica para que, a través de un proceso deliberante, los ciudadanos de todos los horizontes culturales que conforman Chile, pudiéramos pensar a nuestro país y consensuar una nueva forma de vincularnos política, social y culturalmente, como así establecer nuestra responsabilidad con la naturaleza", expusieron.

Asimismo, enfatizaron que la propuesta de nueva Constitución "si bien avanza en legitimidad y derechos fundamentales acordes con el siglo XXI, que es necesario preservar, presenta problemas estructurales que ponen en riesgo el buen cuidado de nuestra institucionalidad y la estabilidad de nuestro sistema democrático".

"Citaremos solo tres de esos problemas fundamentales. Primero, el sistema político, que con un bicameralismo asimétrico y un sistema presidencial que en la práctica otorga casi todo el poder a la Asamblea de Diputados y Diputadas, debilita la separación de poderes esencial en todo sistema político democrático", puntualizaron en la carta.

Por otra parte, señalaron que "acarrea un riesgo grave de politización del Poder Judicial, mediante la creación de un Consejo Nacional de Justicia integrado por cinco miembros nombrados por el Congreso y dos escaños reservados a los pueblos originarios de un total de 17 miembros, con atribuciones para nombrar, evaluar y remover a jueces".

"Por último, el concepto de plurinacionalidad, basado en un identitarismo radical, que desconoce la larga historia de mestizaje en la que se ha fraguado nuestra nación, debilita la democracia y la unidad del país. Todo lo anterior, más otros problemas serios, nos deja expuestos a un populismo de izquierda o de derecha", expresaron.

"Es indispensable dotarnos de una nueva Constitución, pero esta no puede dejar abiertos flancos que posibiliten un debilitamiento de una democracia que nos costó tanto recuperar. Necesitamos una Constitución que convoque y reúna a una gran mayoría de chilenos", declararon.

Finalmente, precisaron que se necesita una Constitución que "no divida y deje afuera a amplios sectores que no se sentirán representados por ella. Estamos convencidos que solo una democracia sólida, un pacto social compartido por amplias mayorías, garantizará que los chilenos podamos seguir trabajando por nuestro país en un clima de estabilidad".

Últimas Noticias