La Universidad Católica comienza una nueva era. Los cruzados hicieron la presentación Ariel Holan, su nuevo entrenador, que regresará tras un año. En ese sentido, el DT se mostró muy contento de regresar a la precordillera.

“Estoy muy contento de volver a estar en el club y en Chile. Mi intención era tomar un descanso y viajar, pero esto es fútbol y si el club está en una situación complicada, yo tenía que responder y venir, tal y como ellos confiaron en mí la primera vez”, comentó Holan en su presentación.

Asimismo, aclaró la primera meta que tendrá en su nueva etapa: “El primer objetivo es reconstituir el tejido futbolístico del equipo. Sin dejar de tener mi idea de fútbol, este momento difícil requiere soluciones diferentes. A veces hay que ser más pragmático y con el tiempo ver que ajustes hay que hacer para recuperar el nivel competitivo del equipo”.

De la misma forma sostuvo que “no vine a apagar un incendio en el corto plazo, sino que vine a hacer un trabajo a mediano y a largo plazo, con todo lo que eso conlleva y la primera estación es reconstituir la manera como jugamos al fútbol”.

Además, agregó que “si pienso que no puedo cambiar el rumbo de la Católica no hubiera tomado este desafío. Estoy convencido de que podemos hacerlo. Hay que trabajar mucho, tenemos un buen plantel que no se puede haber olvidado de jugar al fútbol”.

En tanto, sobre sus aspiraciones en Copa Libertadores indicó que “tratándose de Católica y de mi forma de ser, las ambiciones en el ámbito internacional son totales. Pero la realidad exige que el primer paso sea reconstituir nuestro nivel futbolístico y cuando lo hagamos se incrementarán las posibilidades competitivas”

Finalmente, se refirió al supuesto interés de la selección chilena en él, donde aclaró que “no se comunicaron conmigo. Yo iba a dirigir, tenía otros planes, tenía muchas ganas de ir a ver la Champions y prepararme para ir al Mundial. Tenía planificado de ir a ver a los entrenadores que yo considero son los número uno del mundo, para fortalecer mi idea. Estaba en ese proceso y me llegó la opción de Católica, y me gustó el desafío”.