Comisión de Medioambiente archivos - Radio Agricultura
Publicado enEl Agro

Rodrigo Álvarez, convencional constituyente: “Hay una visión negativa de todos esos sectores económicos que permitieron el desarrollo de Chile en los últimos 30 años”

Hace unos días, el pleno de la Convención Constitucional rechazó en general el informe completo de la Comisión de Medioambiente. El texto obtuvo 98 votos favorables, 46 en contra y 8 abstenciones, no alcanzando el mínimo para ser aprobado por el ente redactor.

El texto consideraba más de 50 artículos sobre la explotación de recursos naturales y la regulación de sanitarias y mineras, además de propuestas de agua, áreas protegidas y modelo económico, entre otras.

Para hablar de lo anterior, en El Agro conversamos con Rodrigo Álvarez, convencional constituyente UDI y miembro de la Comisión de Medio Ambiente, quien nos detalló cómo ha trabajado esta comisión.

Primeramente, Álvarez indicó que “los informes son absolutamente desmedidos, por eso se rechazan, y son malos informes, son informes que iban a traer pobreza a nuestro país, a una actividad como la agricultura, la agroindustria, por el mal tratamiento del agua en este informe”.

Y añadió que “durante esta semana espero que se pueda mejorar, no veo mucha disposición, lamentablemente en sectores más de izquierda y ecologismo radial, y si no nuevamente vamos a enfrentar en la sala desmedido, por una parte y equivocado, por otra”.

“Desmedida y equivocada”

Álvarez enfatiza en las dificultades que podría tener esta nueva constitución y señala que “terminamos esta semana con más de 340 artículos aprobados. La constitución, en su origen, tenía 180 artículos, la constitución actualmente tiene 143 artículos, y ya estamos con una constitución que tiene 340 y todavía le faltan unos 120, entonces es muchísimo”.

Agrega que “es desmedido en el detalle, todo quiere regularse en el más mínimo detalle, y segundo es equivocado, no solamente por el detalle, si no por la cantidad de temas, la constitución es para pocas cosas pero centrales, no para una enorme y gigantesca cantidad de normas”.

Por otro lado, Álvarez manifestó que “así como creo que la Convención, en general, no representa el promedio de Chile, quedó por varias razones un poco más a la izquierda del promedio de Chile, mi comisión de medioambiente quedó absolutamente dentro de las más extremas”.

“Ecologismo radical”

El convencional se refirió a lo que él llama un “ecologismo radical”, explicando que “un sector importante de la convención requiere que uno de los principios más importantes sea este medioambiente que yo considero radical, porque todos queremos la protección del medioambiente, pero creemos que es posible el desarrollo compatible con el cuidado de nuestra naturaleza”.

Y añadió que “con este ecologismo radical se busca un cambio profundo jurídico y económico del país, y segundo se busca un cambio a la capacidad productiva de Chile a partir de un diagnóstico equivocado, y te dicen derechamente que quieren que Chile decrezca en un 10% de aquí al 2030, y que actividades como la minería no puede ser sustentable, que actividades como la exportación de fruta son equivocadas”.

“Acá hay una visión negativa a todos esos sectores económicos, como la agricultura, de las categorías que permitieron el desarrollo de Chile en los últimos 30 años, y se busca un cambio radical de la economía y productividad chilena, y eso te va a producir un gran choque con la realidad, y un grave problema de pobreza para el futuro”.

Agua como bien inapropiable

Además, se refirió a la norma aprobada respecto del agua y aire como bienes inapropiables. “Nuestro derecho tenía ciertas categorías de bienes nacionales de uso público que está en el Código Civil, pero crean esta nueva categoría los bienes naturales comunes, como por ejemplo el aire, la alta montaña, el agua, los bosques nativos, y eso es muy complejo, porque agregan que estos dominios no son aprobiables, no son comerciables y que solo pueden usarlos a partir de un permiso temporal y caducable que los da el Estado”.

A esto, agregó que, de esta manera, “todos los derechos de regantes, por ejemplo, queden caducados, porque tienen que cambiarse a permisos, y si el Estado te lo permite en ciertos momentos dar agua. Y eso es muy grave, porque altera el dominio que hoy tienen muchos sectores económicos, mineros, de permisos de concesiones, de salmones, pero sobre todo la agricultura, cambian de una propiedad que estaba en derechos a una de permisos que da el Estado, con todo el peligro que eso tiene”.

“Lo que se quiere es que tu no puedas tener esa seguridad de proyección a largo plazo, que te lleva a hacer un canal de regadío o inversiones a largo plazo porque todo está supeditado a un permiso del Estado y que te lo puede quitar en el futuro”.

Finalmente, Álvarez señaló que “espero que la ciudadanía esté muy atenta. No me voy a pronunciar todavía por el rechazo o el apruebo, porque voy a trabajar hasta el último día, pero sí puedo decir que con estos 340 artículos que ya están me parece que el camino que se está tomando es muy negativo para Chile, muy equivocado”.

Publicado enEl Agro

Rodrígo Álvarez, convencional constituyente de la UDI: espero que el presidente Boric se de cuenta que en la convención se están tomando decisiones equivocadas que pueden afectar su propio gobierno.

En conversación con El Agro, Álvarez partió haciendo un llamado a la obligación personal de informarse: “Lo más importante es el sentido de urgencia, en los próximos 30 días se va a escribir un nuevo texto constitucional, eso es lo que indica nuestro cronograma. Estamos definiendo el texto constitucional que puede ordenar la vida de nuestro país por las próximas décadas, y muchas de estas normas se parecen muy poco a las que hemos tenidos en las últimas 4 décadas”.

Explixo qye hay que estar atentos a lo que pasa en el Pleno: “Ya tenemos más de 50 normas aprobadas por 2/3 en el pleno, de materias muy parciales, por lo tanto, esta va a ser una constitución larguísima. Por ejemplo, hay una norma que establece que van a haber regiones que no son las que conocemos, y desaparecen las provincias. Lo que van a haber son regiones autónomas, comunas autónomas, territoriales originarias autónomas, y zonas especiales”.

Pero también a lo que pasa en las comisiones: “Mi comisión de medioambiente que creo que tiene una posición muy extrema esta semana tomó la decisión de expropiar todas las plantaciones forestales o de prohibir todos los monocultivos…”

¿Cómo se entiende? Con 3 elementos, señaló:

1.- lo que cree un grupo extremo de constituyentes, que se siente identificado con las causas medioambientalistas más extremas. Hay un grupo de convencionales que cree en la necesidad de nacionalizar toda la industria de la minería, o incluso de pararla, porque no es sustentable. La no utilización de fertilizantes, hay una norma que prohíbe sembrar a 12 kilómetros de un cultivo natural…no creen en la agroindustria ni en la exportación de frutas, vinos, es un grupo reducido sí, pero importante.

2.- Por qué posiciones extremas? Porque uno de los problemas de esta constitución es su visión maximalista, todo es desmedido. Todo es absolutamente desproporcionado, se toman decisiones que pueden afectar a miles de personas, o al patrimonio de mucha gente… cosas increíbles. Por suerte mi comisión rechazo una norma en que la Constitución llevaba un catastro de vertederos, una norma que consideraba un servicio público para los animales… entonces, todo es desmedido.

3.- Hay también preminencia exagerada hacia la plurinacionalidad reconociendo derechos de los pueblos originarios muy superiores a la del resto de los chilenos. Todos queremos reconocer historia, tradiciones incluso pesares de nuestros pueblos originarios, pero otra cosa es crear un mecanismo totalmente distinto…. Por ejemplo, mi comisión propone que ningún chileno puede tener derechos de agua, van a tener permisos de agua revocables y temporales, pero los pueblos originarios sí pueden tener derechos de agua tanto colectiva como individualmente. Eso no es justo. Yo espero que eso sea rechazado, pero no tengo la certeza que va a ser así.

“Hay que decir una cosa muy clara, todos somos partidarios de cuidar la naturaleza y de fortalecer la biodiversidad, todos queremos un derecho medioambiental muy potente, pero otra cosa muy distinta es entrar en teorías como las que sostienen algunos del decrecimiento, en que creen que Chile debe ser más pobre en las próximas décadas, o que actividades como la minería no deben existir, ni la agroindustria….o posiciones como que todos los alimentos los debamos producir solo los chilenos, y destacar la semilla ancestral tradicional, olvidando todos los avances científicos y tecnológicos y buscando un pasado mítico basado en la agricultura absolutamente a pequeña escala casi artesanal”, agregó el convencional de la UDI.

“La semana pasada 39 de 40 artículos fueron rechazados. Después de eso no solo el tono no se moderó, sino que pasó a nacionalizar toda la industria de la minería y del litio, después a nacionalizar las empresas sanitarias y forestales, sin indemnizaciones. Durante los próximos días vamos a comenzar a debatir modificaciones al primer informe que ya fue rechazado, un informe que establecía a la naturaleza como sujeto de derecho, que los animales tenían derecho, que había bienes naturales comunes que afecta la propiedad de mucha gente”, explicó.

“Yo espero que el presidente Boric se de cuenta que en la convención se están tomando decisiones equivocadas que pueden afectar su propio gobierno”, sentenció Álvarez.

Agencia Nacional del Agua

No sé cómo vamos a terminar esta semana… va a haber muchas indicaciones, mucho debate. Yo estoy en contra de la caducidad de los derechos del agua, estoy en contra de eliminar los derechos de agua, pero hay otros que sí están a favor de aquello.

Para varios hay sentido de la propiedad más atenuados que el correcto. Hay un reconocimiento a la propiedad, pero sobre ella, a la propiedad colectiva, y sobre ella, a la propiedad indígena. Hay un grupo importante de constituyentes que tiene una visión negativa hacia la propiedad como la hemos conocido, por eso se aprueban mal las normas de expropiación, donde se afectan varios sectores agrícolas. Hay gente que quiere refundar todo, y eso es altamente negativo para la Constitución.

Hay visiones ideológicas claras. Esta Constitución de escribe sobre la paridad, sobre la plurinacionalidad y sobre el medioambiente radical. Y si le agregas la posición táctica de no conversar con la derecha, eso lo hace mucho más radical. Y aún habiendo escuchado a mucha gente y a la SNA entre los gremios, hay posiciones mucho más parciales sobre los temas.

Extensión de la Convención

Primero la convención tiene que hacerse una autocrítica, sobre los muy malos primeros 6 meses. Yo prefiero por ahora cumplir con los plazos que nos dieron los chilenos. Hay que seguir trabajando para que esto resulte, si hay personas que cree que esto fue un error, tiene todo el derecho a votar por el rechazo y eso va a ser absolutamente legítimo. Los temas que se plantearon hace un año atrás, los temas que pedían los chilenos no eran los que ahora estamos tratando: una plurinacionalidad, un sistema judicial y un medioambientalismo extremo.

 

 

 

 

Publicado enNacional

Buscan incluir la contaminación lumínica en regulación medioambiental

La Comisión de Medioambiente de la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de ley que busca incluir la contaminación lumínica en la normativa de regulación medioambiental.

La contaminación lumínica es definida como la emisión de “radiación electromagnética que no cumple una función de mejorar la calidad de vida de los seres humanos”, según Radio Cooperativa.

De esta forma, se busca exigir la elaboración de un estudio de impacto ambiental a los proyectos que puedan generar este tipo de alteraciones.

Según los legisladores, en la última década, ciudades cercanas a observatorios astronómicos como lo son Antofagasta, Coquimbo o La Serena, han incrementado el uso de la tecnología LED para iluminar viviendas, calles, letreros y pantallas, lo que provocó el aumento de la contaminación lumínica.

La iniciativa fue ingresada a trámite legislativo en julio pasado por los diputados de Renovación Nacional (RN) José Miguel Castro, Sofía Cid, Francisco Eguiguren, Camila Flores, Harry Jürgensen, Ximena Ossandón, Hugo Rey y Diego Schalper.

Además se sumó el diputado de Evópoli Sebastián Álvarez y el diputado del Partido Ecologista Verde (PEV) Félix González.