déficit de nieve archivos - Radio Agricultura
Publicado enEl Agro

Déficit de nieve en la región de Coquimbo llega al 100% en algunos sectores

De acuerdo al más reciente Informe Semanal Hidrometeorológico de la Dirección General de Aguas (DGA), escenario se constató en las estaciones de medición Cerro Olivares en la Provincia de Elqui o Quebrada Larga y Cerro Vega Negra en el Limarí.

En tanto, los embalses La Laguna, Puclaro, Recoleta, La Paloma, Cogotí, Culimo, El Bato y Corrales tienen un déficit promedio de un 73 por ciento, según consignó Diario El Día.

Uno de los inviernos más secos en la historia de Chile. Así fue definida la pasada estación por expertos debido a la escasez de lluvias. De hecho, desde las regiones de Coquimbo a Magallanes, se registró una disminución acumulada de un 50%.

Precisamente el titular del Ministerio de Obras Públicas (MOP), Alfredo Moreno, entregó la semana pasada un nuevo balance hídrico. Ocasión en la que informó que “ya hemos terminado la parte del año donde históricamente se registra la mayor cantidad de precipitaciones y por lo tanto, podemos dar las proyecciones de la situación hídrica que vamos a tener durante los próximos meses. Así, podemos establecer que entre septiembre y marzo los caudales de la zona centro norte y centro sur del país van a ser muy inferiores a un año normal incluso, en algunos casos, cercanos a los mínimos históricos”.

En esa línea, el ministro indicó que el volumen de los caudales es bajo respecto a los promedios históricos en todos los ríos entre las regiones de Atacama y Ñuble. “Entre Atacama y Valparaíso tenemos déficit que va entre el 57% en el río Aconcagua y un 93% en el río Huasco. En tanto, en la zona central desde la cuenca del Maipo hasta la Región de Ñuble, también estimamos una condición de déficit importante. En la Región Metropolitana, en los ríos Mapocho y Maipo se proyecta un déficit de 57 y 77%, eso es algo superior a los caudales que tuvimos en el año 2019, que fueron los mínimos históricos”, complementó.

Por su parte, en materia de nieve, detalló que entre Atacama y Maule, su disminución es superior al 50 por ciento. Incluso en algunos lugares de la Región Coquimbo, no hay acumulación nival.

Justamente este último dato preocupa en la zona. De acuerdo al más reciente Informe Semanal Hidrometeorológico de la Dirección General de Aguas (DGA), la altura de nieve tiene una baja de un 100% en lugares como Cerro Olivares en la Provincia de Elqui o Quebrada Larga y Cerro Vega Negra en el Limarí.

En tanto, los embalses La Laguna, Puclaro, Recoleta, La Paloma, Cogotí, Culimo, El Bato y Corrales tienen un déficit promedio de un 73 por ciento. Por ejemplo, Cogotí tiene una capacidad de almacenamiento de 156 millones de metros cúbicos (m3) y hasta este lunes, solo tenía acumulado 9,9 millones.

El panorama no es muy alentador

El seremi de Obras Públicas, Pedro Rojas, afirmó a El Día que “estamos en un contexto bastante complicado. En precipitaciones nos encontramos cercanos a un 75% de déficit y si hablamos de acumulación nival, estamos en muy malas condiciones. En el Elqui y Limarí, tenemos una acumulación de un cero por ciento…hay cero centímetros de nieve en las estaciones Cerro Olivares y Quebrada Larga”.

Acerca de los embalses, señaló que actualmente hay una capacidad de agua embalsada de un 26 por ciento, “la que ha ido disminuyendo y lo hará más porque nos estamos acercando a las temporadas de riego (…) si bien para esta temporada podrá estar asegurada el agua para riego, para las siguientes el panorama no es muy alentador, por lo menos hasta marzo del próximo año”, añadió el secretario regional ministerial.

Se pone en riesgo la actividad productiva

Por otro lado, el seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes, señaló a nuestro medio que “el déficit de precipitaciones a lo largo de la región, el déficit de nieve acumulada en la cordillera y el bajo porcentaje de agua en los embalses de las 3 provincias, sin duda que han puesto en riesgo el desarrollo de la actividad productiva del sector silvoagropecuario. Si bien como gobierno, a través de nuestro Ministerio de Agricultura, hemos dispuesto recursos para enfrentar esta emergencia, tenemos que entender que son limitados ante las múltiples necesidades de cada sector, por lo que es cada vez más necesario que nuestros productores tomen medidas y logren adaptarse ante esta situación”.

De este modo, puntualizó que están trabajando conjuntamente con cada uno de ellos, teniendo como eje principal la optimización del uso del recurso hídrico, en materias de conducción, distribución y acumulación, es así como justamente parte de estos apoyos van dirigidos a la entrega de geomembranas, tuberías, mangueras y también estanques, para reducir los turnos de riego y para brindar un aseguramiento del agua. Sumado a esto, a través de la Comisión Nacional de Riego (CNR), se han puesto en marcha fondos de la Ley 18.450, para la ejecución de obras de tecnificación, que permitan lograr un uso más adecuado del agua.

“Es importante señalar que hoy estamos combatiendo la emergencia, pero también es necesario abordar medidas a mediano y largo plazo, porque debemos tener la capacidad de enfrentar este desafío del cambio climático. Es así como hemos enfocado parte de nuestra labor en asesorar a los productores, presentando nuevas formas de desarrollar la agricultura, incorporando nuevas tecnologías e innovación, desarrollando, a través de INIA y FIA trabajos de investigación cuyos resultados brindan la oportunidad de tomar decisiones, de adelantarse a la crisis y de manejar una producción más estable, segura y sustentable”, agregó Órdenes.

¿Cuál es la situación a nivel nacional? 

En el mismo reporte, la DGA revela que en el resto del país, la altura de nieve presenta una disminución promedio de un -71% en las rutas de control de la red hidrometeorológica.

Antes de que se iniciara el frente de mal tiempo de la semana pasada, el déficit de nieve era del -53 por ciento.

En tanto, los embalses almacenan 4.932 millones de m3, anotando un déficit histórico mensual del 27%. Respecto a septiembre del 2020, el nivel es inferior en 18,1 millones de metros cúbicos (-0,4%) y en relación al mismo mes en el 2019, la diferencia es de 925,2 millones de m3 (-16%).

No obstante, cabe subrayar que entre el 14 y el 20 de septiembre, el volumen aumentó en 41,7 millones de m3 (+0,9%).