“Otra cosa que antes me daba lata es tener los ojos separados, pero no hay nada que se pueda hacer. O me acepto así o me acepto así. Me gusta parecerme un reptiliano, pero quiero ser iluminati”, concluyó bromeando.