Terram archivos - Radio Agricultura
Publicado enNacional

Quintero: “El fantasma de las intoxicaciones sigue girando en torno a la bahía”

Hace dos años, entre los meses de agosto y octubre, miles de vecinos y vecinas de las comunas de Quintero y Puchuncaví manifestaron síntomas como náuseas, cefaleas, mareos y hasta pérdida de sensibilidad en las extremidades.

Lo anterior fue una intoxicación masiva por gases presentes en la zona, lo que se tradujo en cerca de 1.600 atenciones en los servicios de urgencia, siendo los más perjudicados niños y niñas que se encuentran expuestos a materiales altamente contaminantes.

Los compuestos que llevaron a este lamentable hecho, aún no se encuentran totalmente esclarecidos, ya que este episodio sigue en investigación y sin responsables por este delito ambiental.

Según un informe entregado por la Fundación Terram, “el panorama actual de Quintero y Puchuncaví, tiene una marcada presencia de industrias cercanas a recintos de educación y sectores habitacionales, como también la poca presencia de centros de salud para hacer frente a episodios como los vividos en 2018”.

El investigador miembro de dicha organización, Hernán Ramírez, concuerda con lo anterior y advirtió en una entrevista con Radio Usach, que el desastre ambiental en estas comunas de la región de Valparaíso sigue presente.

“El fantasma de las intoxicaciones sigue girando entorno a la bahía. No conocemos todavía qué contaminantes fueron los que generaron las intoxicaciones o qué empresas los emitieron (…) Aún no sabemos cuándo puede ser superado y cuando se puede repetir”, explicó Ramírez.

• Marcha en las calles de Quintero: No + zonas de sacrificio

Durante esta jornada, se realizó una marcha convocada por la comunidad para manifestarse por la situación que viven cada día los vecinos y vecinas de Quintero y Puchuncaví.

Decenas de personas salieron a las calles con el fin de hacer visible los problemas que la localidad sigue acarreando a pesar de haber pasado ya dos años de la lamentable “nube tóxica” que afectó a su población.

La convocatoria exigió “No + zonas de sacrificio” y tuvo como eje la difusión de las 7 alertas ambientales por peak de Dióxido de Azufre en lo que va del año, un Plan de Descontaminación que consideran insuficiente y “la impunidad total de las empresas que nos contaminan posterior a las intoxicaciones masivas”.