terremoto indonesia archivos - Radio Agricultura
Publicado enInternacional

Culmina labores de rescate en Indonesia a dos semanas del terremoto

Gobierno de Indonesia anunció la suspensión de las labores de búsqueda y rescate de sobrevivientes tras el terremoto y posterior tsunami que golpearon la isla de Célebes hace dos semanas, y que causó más de 2 mil muertos.

El 28 de septiembre, Palu, situada en el oeste de la isla, y sus alrededores fueron devastados por un terremoto de magnitud 7,5 y el tsunami que siguió.

No obstante, las autoridades de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres (BNBP), advirtió que podría haber hasta cinco mil personas enterradas en medio de los escombros y lozadales, después de que grandes extensiones de la zonas fueran arrasadas.

“La operación de búsqueda y rescate para las víctimas finalizó este jueves por la tarde”, señaló Bambang Suryo, director de campo en Palu.

El terremoto fue en una franja de la provincia, incluida Surabaya, la segunda ciudad más grande del país. Desde entonces, los equipos de rescate han luchado por encontrar sobrevivientes en medio de los escombros, pero, ante el devastador escenario y la gran cantidad de muertos hallada, decidieron en parte contabilizar los cadáveres, muchos de ellos enterrados en fosas comunes dispuestas por el Gobierno.

Aunque el esfuerzo oficial terminó, se permitirá a los voluntarios y familiares que continúen sus propias búsquedas.

Los supervivientes de esas comunidades siniestradas deberán decidir si quieren hacer sepulturas colectivas, erigir un monumento o transformarlas en zonas verdes.

Aproximadamente 80 mil personas han sido desplazadas por el desastre, y muchas de ellas viven ahora en tiendas de campañas, instaladas fuera de sus casas destruidas.

La Organización de las Naciones Unidas indicó que cerca de 200 mil ciudadanos están en extrema necesidad de apoyo humanitario en Palu, con escasez de agua potable y medicamentos.

Publicado enInternacional

Aumenta a 2.010 los muertos por terremoto y tsunami en Indonesia

Gobierno de Indonesia elevó este martes a 2.010 la cifra de muertos por el terremoto y tsunami que golpearon el mes pasado la isla de Célebes.

Las autoridades añadieron que oficialmente hay 671 desaparecidos, pero continúan previendo que haya unas 5.000 personas sepultadas bajo el barro y los escombros.

Según el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres(BNPB), Sutopo Purwo Nugrohoseñalan, 1.601 cuerpos sin vida fueron contabilizados en Palu, capital de la provincia de Célebes Cental y zona más afectada tras los eventos naturales.

El resto ocurrieron en los municipios de Sigi (222), Donggala (171), Parigi Moutong (15).

La Agencia reportó que el número de heridos ascendió a 10.679, 2.549 de ellos graves, y los desplazados alcanzaron los 82.775, acogidos en más de un centenar de refugios.

Asimismo, recordaron que más de la mitad de los fallecidos han sido enterrados en fosas comunes, mientras que el resto fueron entregados a sus familiares.

Ratificaron que las peraciones de búsqueda y rescate continuarán hasta el jueves. Se centrarán en rescatar los cuerpos bajo los escombros y el barro en las zonas más afectadas como el barrio Balaroa y el pueblo Petobo, ambos en Palu, y el pueblo Jono Oge, en Sigi.

El Banco Asiático de Desarrollo (BAD) aprobó hoy una subvención de 3 millones de dólares para apoyar la prestación de ayuda humanitaria de forma inmediata. Esta iniciativa se suma a la de otros organismos y Gobiernos que han prestado colaboración ante el desastre natural, calificado como el peor que padece el país desde el tsunami de 2004, que acabó con la provincia de Acehy y ocasionó centenas de miles de muertes.

Publicado enInternacional

Ascienden a 1.944 los muertos por terremoto y tsunami en Indonesia

Las autoridades de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB) de Indonesia, elevó a 1.944 la cifra de muertos por el terremoto de magnitud 7,5 y el posterior tsunami que afectaron la isla de Célebes el pasado 28 de septiembre.

Según las autoridades, del total de las víctimas mortales, 1.855 cuerpos fueron enterrados en fosas comunes, mientras que el resto se entregó a sus familiares.

Asimismo, temen que hayan desaparecido hasta 5.000 personas entre los escombros. A medida que transcurren los días y las labores de rescate, manifiestan que se se hace complicado encontrar supervivientes. Por lo tanto, los esfuerzos se concentran en recoger los cadáveres y contabilizarlos.

Las autoridades calculan que miles de personas han quedado sepultadas por el barro en Petobo y Balaroa, dos barriadas de Palu, la localidad más afectada como consecuencia de los fenómenos naturales.

Por otra parte, los funcionarios locales aseguran que hay 2.549 heridos hospitalizados, 74.444 acogidos en centros de desplazados y 65.733 viviendas resultaron destruidas o dañadas.

“El problema actual es cómo enviar asistencia sanitaria a las zona aisladas. Actualmente estamos usando helicópteros para llegar hasta ellos”, indicó el jefe de BNPB, Willem Rampangilei, según Radio Bío Bío.

La autoridad también indicó que el servicio de agua, electricidad y gasolina fue restablecido casi en su totalidad en la mayoría de zonas afectadas.Así como fue reportado que en los últimos días volvieron a abrir bancos y mercados.

El gobernador de la provincia de Célebes Central, Longki Djanggola, pidió a los ciudadanos retomar su rutina mientras continúan las operaciones de búsqueda, que aseguran se mantendrán hasta el próximo jueves 11 de octubre, fecha en la que los desaparecidos se darán por muertos.

Afirman que el Gobierno se ha planteado convertir en lugares de sepulturas colectivas dos localidades cercana a Palu, Petobo y Balaroa, que quedaron arrasadas en la catástrofe.

Asimismo, Rampangilei se refirió a las actividades escolares e indicó que aunque el Ministerio de Educación hizo un llamado a reanudar las clases, “muchos profesores están afectados por traumas”.

Publicado enInternacional

Volcán erupciona días después del terremoto y el tsunami que golpearon Indonesia

Como si no bastara un terremoto y un tsunami, los indonesios ahora se enfrentan al volcán Sotupan, situado en el norte de la isla de Célebes, que hoy entró en erupción, obligando a las autoridades del país a elevar la alerta en la zona a nivel 3 de una escala de 4.

Unas horas después de que entrara en erupción, el Sotupan emitió una columna de humo y ceniza de 4.000 metros de altura que se desplaza hacia el oeste, por lo cual las autoridades asiáticas establecieron un radio de seguridad de 4 kilómetros alrededor del volcán, indicó la Agencia de Prevención de Desastres(BNPB).

El portavoz de BNPB, Sutopo Purwo Nugroho, indicó que la condición del cráter es segura más allá del perímetro de seguridad establecido. No obstante, desde la agencia recomendaron a los residentes evitar actividades “en todas las áreas dentro del radio” de seguridad, así como dentro del área de 6,5 kilómetros en dirección oeste-suroeste, “para evitar posible amenaza de lava y nubes calientes”.

El volcán se encuentra a unos 600 kilómetros en la misma isla afectada el pasado viernes por un terremoto de magnitud 7,5 seguido de un tsunami que ha causado más de 1.400 muertos.

La actividad del Sotupan coincide con la del otro volcán, el Anak Krakatau, situado en el estrecho de Sunda, entre las islas de Sumatra y Java, que en las últimas semanas ha registrado decenas de erupciones.

La erupción del monte Soputan tiene lugar cuando los trabajadores de rescate aún se encuentran inmersos en las tareas de desescombro de edificaciones caídas y de acceso a complicadas áreas afectadas.

Según El País, uno de estos trabajadores, Lian Gogali, explicó que en la zona de Donggala —fronteriza con Palu y donde viven más de 300.000 personas— la situación era “muy difícil”, debido a la desesperación de los supervivientes ante la falta de “comida, agua y gasolina”.

Gogali también condenó que el Ejecutivo indonesio “está ausente” en este municipio especialmente afectado.

La ONU ha alertado de que al menos 46.000 menores necesitan ayuda de emergencia en Indonesia. El número de desplazados asciende a 61.000.

Por el momento no se reportan víctimas ni daños considerables en los municipios aledaños al volcán. Las autoridades tampoco han emitido ninguna orden de evacuación.

Indonesia, con más de 250 millones de habitantes, se ubica en el conocido como Anillo de Fuego del Pacífico, debido a la alta propensión de sus volcanes activos, más de 400 en cerca de 17.000 islas, de los que 129 están activos y, de estos, 65 se encuentran calificados como peligrosos.

La situación se agrava para los habitantes, miles de ellos que intentan escapar de la isla de Palu, tras el terremoto y posterior tsunami que, según las últimas cifras del BNPB, ha causado la muerte de 1.407 personas y ha elevado el número de heridos graves hospitalizados a 2.549. En tanto, los desaparecidos pasan los 113.

Publicado enInternacional

Asciende a 1.234 la cifra de muertos por terremoto y tsunami en Indonesia

La Agencia Nacional de Gestión de Desastres de Indonesia (BNPB) elevaron a 1.234 el balance de muertos por el sismo de magnitud 7,5, y el posterior tsunami que golpearon la isla de Célebes el pasado viernes.

El portavoz de la BNPB, Sutopo Purwo Nugroho, ha señalado en una rueda de prensa en Yakarta que además hay 799 heridos graves ingresados en distintos centros hospitalarios. Sutopo ha informado que 26 países y dos organizaciones internacionales ofrecen asistencia, pero no ha aportado datos de las ONG que colaboran en la búsqueda y atención de las víctimas sobre el terreno. El aumento de la cifra de muertos se debe a que los equipos de rescate han entrado en zonas que estaban inaccesibles desde el viernes.

El portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Jens Laerke, afirmó que desde el Gobierno están preparados para recibir a los miembros de las ONGs, que puedan prestar ayuda en casos específicos.

“Lo que quieren es una respuesta caso por caso. El Gobierno tiene una gran capacidad y una gran experiencia en desastres. Habrá necesidades a las cuales la ONU podrá responder y otras no. Nosotros estamos dispuestos a ayudar. Pero hay muchísimos actores involucrados”, afirmó Laerke, según La Tercera.

Laerke, aseguró que las prioridades se enfocarán en la ayuda con el transporte aéreo, con la generación de electricidad y con el abastecimiento de combustible.

Por su parte, el portavoz del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Christoph Boulierac, alertó este martes sobre el riesgo de que se trafique o se explote, infantil y sexual o sexualmente, a menores que han sobrevivido a la catástrofe.

El portavoz de Unicef precisó que la región tiene una población muy joven (el 35 % de los habitantes son niños) y muy pobre (se considera que lo es el 43 % de los menores). Destacó que también hay un alto porcentaje de menores que sufren desnutrición infantil y que el 41 % de los niños no crecen al nivel deseado.

La probabilidad de que se propaguen enfermedades también es latente entre los pobladores. Según funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Su portavoz, Tarik Jasarevic señaló que el riesgo de que surjan epidemias es alto por la falta de agua potable y la rotura de los sistemas de saneamiento.

Jasarevic, señaló que antes del terremoto, en la zona más afectada había casos de diarrea y problemas respiratorios, “con lo que algunos patógenos ya estaban presentes”.

Además, la malaria es endémica en la zona, y los mosquitos prosperan en lugares con agua estancada y falta de saneamiento.

Asimismo, las autoridades se encuentran evaluando los centros asistenciales para prestar servicio a los “enfermos crónicos que hayan perdido sus medicinas, evaluar los niveles de inmunización, y reconstruir los centros sanitarios destruidos”, aseguró Jasarevic.

Publicado enInternacional

El terremoto y tsunami en Indonesia aumenta cifra de fallecidos a 832

Las autoridades de Indonesia, informaron que en las últimas horas, la cantidad de personas fallecidas ha ido en aumento, cifrando en 832 el número de víctimas que afectó el terremoto y posterior tsunami en las Islas de Célebes el viernes pasado. 

El vocero de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres, Sutopo Purwo Nugrphp, señaló a los medios en un punto de presa realizado en Yakarta, que 821 personas murieron en Palu y las restantes 11 en el distrito de Donggala.

AFP PHOTO / MUHAMMAD RIFKI

A la personas fallecidas, se suma el numero de personas que resultaron heridas y tuvieron que ser internadas. 540 personas hospitalizadas y 16.732 desplazados, todos ellos víctimas de la catástrofe que comenzó con un sismo de 6,1 grados al que el siguió, tres horas después, un terremoto de 7,5 grados y un tsunami. 

Stupo indicó además que hay cinco extranjero, de los 71 que se encontraban ese viernes en Palu, en paradero desconocido, tres franceses un surcoreano y un malasio. 

Por su parte, el presidente de Indonesia, Joko Widodo, llegó hoy a Palu vestido con uniforme militar de faena para reunirse con las autoridades y visitar hospitales y la playa de Talise, donde el tsunami se llevó a su paso las estructuras y vehículos de la costa. 

AFP PHOTO / Bay ISMOYO

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario envió un mensaje en donde llama a la paciencia y a trabajar todos juntos para levantarse después de la catástrofe. “Carreteras cortadas, no es posible utilizar toda la pista de aterrizaje del aeropuerto, la electricidad está medio muerta y hay escasez de carburante. Espero que la población sea paciente. Estamos trabajando en esto juntos“.