Por estas fechas, diversas empresas comienzan a ofrecer productos y promociones como alternativas para regalos a adultos y niños, sea en contexto de Navidad o el popular “Amigo Secreto”. En el caso de la red de estaciones de servicio Shell, la marca apostó con el regreso de los autitos coleccionables, productos más conocidos como Supercars.

En total serán 7 vehículos clásicos que además cuentan con una batería recargable con conexión por bluetooth. Esta tecnología significa que pueden ser manejados a distancia a través de la app Shell Racing, disponible en App Store y Google Play. 

“Este es el tercer año que traemos Supercars de Shell, y en esta ocasión tenemos modelos Hyundai, BMW, Nascar, Australian Supercar, Indycar, Nissan Formula E y Ferrari F1, todos disponibles a la venta en nuestras estaciones de servicio”, comentó Camila Peñafiel, subgerente de marketing de Enex.

Cada vehículo tiene un valor de $5.990 y la batería -que se vende por separado- cuesta $3.990, lo que los convierte en un accesible y entretenido regalo para esta época de Navidad. De esta forma, quienes quieran regalar solamente el vehículo para guardarlo como objeto de colección, podrán hacerlo sin la necesidad de gastar extra por el componente secundario.

“Cualquier usuario puede descargar la aplicación Shell Racing en su teléfono móvil y enlazar con la batería del vehículo a por medio de señal bluetooth, y utilizar el celular como control remoto para activar el auto”, agregó la ejecutiva. 

Shell tiene una larga trayectoria en los deportes automovilísticos como socio estratégico de escuderías y equipos de marcas como Hyundai, Ferrari, BMW y Nissan, además de trabajar con Ducati en el circuito de motociclismo profesional.

La marca es reconocida por sus combustibles y lubricantes de alta calidad y pureza, que forman parte esencial del desempeño óptimo de las máquinas durante las carreras, brindando un rendimiento y cuidado del motor que los vehículos más rápidos del planeta necesitan.