Hernán Galindez habló luego de las amenazas que recibió él y sobre todo su esposa, las cuales, según palabras de su representante, lo hicieron pensar en la opción de emigrar de la Universidad de Chile.

Lo que quiso decir mi representante es que, bueno, lo más importante es el bienestar de mi familia, mi esposa se asustó un poco con lo que pasó y no fue más que eso, mi idea es quedarme en el club”, sostuvo Galindez en conferencia de prensa.

“Lo tengo que decir públicamente, tanto cuando terminó el partido y fui el último en salir del campo de juego, recibí una cantidad de aplausos impresionante o el apoyo en redes sociales me pone muy feliz, me escribió cualquier cantidad de gente diciéndome que no me vaya, que me sienta apoyado”, agregó.

Asimismo, aclaró que no emigrará de la U: “Estoy muy feliz en el club, lo que más quiero es seguir entrenando, trabajando y siendo un aporte para seguir mejorando como grupo, pero no me voy a ir de la U”.

Finalmente, habló de la reacción del plantel al enterarse de esta grave situación. “El primero que se me acercó fue Felipe Seymour, el capitán, que me brindó mi apoyo y todos, o la gran mayoría, se acercó a decirme que no me vaya y les aclaré que no es mi idea. Me sentí respaldado por la hinchada, los dirigentes y el club, que se pusieron a mi disposición para iniciar algo legal”, cerró.