La denuncia de la Federación de Fútbol de Chile (FFC) contra Byron Castillo comenzó a tomar forma. Esto tras el acuso de recibo de la FIFA y el anuncio de abrir un expediente disciplinario por el caso.

En ese sentido, fue el abogado que encabeza la denuncia de la FFC, Eduardo Carlezzo, quien se refirió a la situación en que se encuentra actualmente la acusación tras el pronunciamiento de la FIFA.

“Este es el punto inicial del juego. Esto pone la pelota en cancha y dará la posibilidad a que la Federación Ecuatoriana de Fútbol presente sus alegatos”, indicó Carlezzo en conferencia de prensa.

Asimismo, sobre lo que viene ahora, el abogado brasileño indicó que “a partir de ahora, Ecuador tiene 10 días para contestar. Del mismo modo, se abrió un plazo para que Perú presente su contestación”.

Sobre el llamado a la Federación Peruana de Fútbol en el comunicado de la FIFA, sostuvo que “nosotros, en ningún momento, mencionamos a Perú, pero entiendo que, potencialmente, se identificó que en varias sanciones aplicables podrían afectar a Perú. Por lo tanto, por extremo cuidado, se entendió que había que citar a Perú”.

En el texto entregado por el ente rector del fútbol mundial se habla de “incumplimiento de dicho futbolista de los criterios de convocatoria para participar con la selección nacional de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF)”.

De acuerdo a lo anterior, Carlezzo comentó que es frase “no cambia absolutamente nada, porque el proceso es contra la Federación Ecuatoriana de Fútbol que es la parte principal. Cualquier castigo se aplicará también a ellos”.

De la misma forma, el brasileño insiste en que en caso de que se confirme el incumplimiento a Chile le corresponderían los puntos: “Entiendo, de manera clara, que si FIFA determina que el jugador utilizó documentos falsificados, tendrá que aplicar el artículo 22, donde el oponente gana el partido por 3-0″.

Finalmente, sobre los pasos que quedan, el abogado indicó que “FIFA actuará rápido porque la incertidumbre no le interesa a nadie. En diez días sabremos la posición de Ecuador, y si la FIFA cree que no necesita conocer más pruebas, tendría el proceso listo para fallar. En 30 días podríamos tener un fallo de la comisión disciplinaria”.